14 Dinámicas de colaboración grupal

Comparte y difunde

Hoy hablamos de dinámicas de colaboración y casi al mismo tiempo de competición. Parece que competir y colaborar son dos términos contrapuestos. Bueno, cuando en una dinámica grupal, un equipo ha de competir contra otro, no tienen más remedio que colaborar entre ellos para ganar.

Así que si te interesa recordar algunos interesantes y divertidos juegos donde los participantes aprenden a colaborar entre ellos, sigue leyendo.

Con las dinámicas de colaboración y cooperación convertimos al grupo en equipo

Grupo y equipo son dos palabras que se usan indistintamente, pero de hecho son muy diferentes.

El equipo se refiere a un grupo de personas. Un equipo depende de varias personas que trabajan en común para lograr un objetivo, mientras que un grupo, puede ser un conjunto de personas pero sin un trabajo ni objetivo en común.

Un grupo es fácil de formar. Sólo basta unir a varias personas y tenemos un grupo, en cambio un equipo necesita una experiencia o unos conocimientos los unos de los otros. Formar un grupo requiere menos tiempo que formar un equipo. Esto se debe a que en un grupo las personas no toman un papel activo, en cambio en un equipo sí. Si falta una persona en un grupo es posible que no se note su ausencia, en cambio, si falta una persona en un equipo, seguro que se nota. Resumiendo, un equipo depende de los objetivos en común entre los individuos, mientras que un grupo depende de la voluntad de cada individuo en cuestión.

Mientras que un grupo es solo un conjunto de personas, el equipo está formado para conseguir un objetivo. Se relacionan entre ellos y se organizan de tal modo que sus tareas están interconectadas. Además, cada uno cuida del otro porque todos ayudan y cuentan para lograr el objetivo final.

Algunas dinámicas de cooperación y cohesión grupal

Vamos a empezar con el objetivo del post: la creación y cohesión de equipos. Y lo vamos a hacer con sencillos y divertidos juegos de competición. Y colaboración claro, por qué es lo que tienen que hacer los equipos entre ellos: colaborar para ganar.

1 Diversas carreras que necesitan de la colaboración de todo el grupo

Carrera de globos
  • Objetivo: Empezar a colaborar entre los miembros del grupo
  • Materiales: Globos o un balón por equipo
  • Disposición del grupo: Divididos por equipos y estos en fila india

Antes de entrar en harina se debe hacer una introducción para explicar lo que vamos a hacer. Recordar que queremos convertirnos en un equipo que colabora entre sí para lograr el objetivo. Para ello vamos a hacer juegos competitivos, pero todos son amistosos.

Ni nos jugamos la Champions, ni el patrimonio, así que hay que recordar que todos somos amigos antes que competidores. Y empezamos con las carreras. Hacemos dos, tres o los equipos que necesitemos. Cada equipo necesita de un mínimo de seis personas. En fila y con un globo o balón cada equipo. Lo tiene el primero de cada fila.

El globo debe ir hacia atrás pasando por encima de las cabezas del grupo. Cuando llega al último de la fila, este debe coger el balón y ponerse el primero. Así es como avanza cada fila, cada equipo.

Gana quien llega a la meta trazada. Puedes haber colocado una papelera o algo así para que se pueda encestar el globo.

Puedes hacer variantes, pasar el balón por debajo de las piernas, de lado por la cintura, que la gente esté sentada, volver con el balón entre las rodillas y saltando como puedan… lo que dé tu imaginación.

Carrera de apretones.
  • Objetivo: Empezar a colaborar entre los miembros del grupo
  • Materiales: Ninguno
  • Disposición del grupo: Divididos en dos equipos y estos en filas enfrentados cara a cara

En este caso las filas deben estar enfrentadas ( solo dos filas). Cada persona debe estar mirando de frente a un rival del otro equipo. Cada equipo está cogido de la mano. La carrera empieza por un extremo. Hay que dar un apretón en la mano del compañero. El «calambrazo» pasa de una persona a otra hasta llegar al principio de la fila. ¿Como sabemos quien gana?. Cuando el último de la fila nota el apretón en su mano, ha de lanzarse a por su rival y besarle en la mejilla. El primero que lo logre, gana. Y además debe pasar al otro extremo de la fila, al principio. Ahora es él o ella quien empieza primero a dar el apretón.

Otra carrera, esta vez de besos.
  • Objetivo: Empezar a colaborar entre los miembros del grupo
  • Materiales: Ninguno
  • Disposición del grupo: Divididos en dos equipos y estos en filas enfrentados cara a cara

Lo normal es que las carreras se desarrollen entre acusaciones de trampas. A ver, como no se ven los apretones de manos y solo los sienten a los que les llegan, el que pierde busca la solución en los despachos. A mi esto me viene bien para hacer otra carrera en la que no se pueden hacer trampas: las carreras de besos.

La gente sigue igual colocada en fila, ya no hace falta que estén enlazados por las manos. El último de la fila debe dar un beso en la mejilla del compañero. Este lo pasa al siguiente y así hasta el principio.

Pero todo lo más deprisa posible porque estamos en una carrera. Cuando el beso llega al primero de la fila, debe ir a besar al primero de la fila del equipo rival. El que lo logre antes, gana la carrera. Van cambiando de lugar en la fila igual que en las anteriores pruebas.

Carrera colaborativa de sacos
Objetivos:Enseñar el valor del trabajo en equipoEdad:Todas las edades
Materiales:Big bags, sacos de obraDuración:Hasta que se agoten

No es la típica carrera de sacos individual, hay que buscar sacos realmente grandes. Yo uso esos de obra que sirven para cargar arena o escombros. Comprados exprofeso claro, para que estén limpitos y no se queje nadie. Se hacen equipos de tres o cuatro personas, se establece una salida, una meta y a ver quien gana. No es conveniente hacer circuitos con curvas y demás, es difícil de por sí avanzar en línea recta, si lo complicamos puede dejar de ser divertido.

Si los atletas son pequeños puedes enseñarles como avanzar todos a la vez. Por ejemplo que el líder de grupo grite 1, 2 AHORA. Y se avance todos juntos. Pero también puedes dejar que todo fluya, está muy bien para detectar los liderazgos naturales, quien se erige en ese coordinador que el equipo necesita. Y por supuesto a quien hay que ayudar para que comprenda que la queja continua no vale para nada, que para aportar al equipo y poder ganar la competición, hay que arrimar el hombro y ayudar a los compañeros.

Hay más carreras que exigen la cooperación grupal
  • Objetivo: Empezar a colaborar entre los miembros del grupo
  • Materiales: Periódicos atrasados.
  • Disposición del grupo: Divididos en equipos y estos en fila fila india.

De sillas, de «barcos», etc. Todas están muy entretenidas y se consigue el objetivo de cohesionar al grupo.  El problema es el tiempo del que dispongas, tienes que seleccionar.

Vamos ahora a otra carrera en las que los equipos necesitan estar más cohesionados y colaborar más entre ellos. Yo la llamo carrera de barcos pero que en realidad es con periódicos atrasados.

Coloca el mismo número de hojas de periódico en el suelo para cada equipo, calcula por ejemplo una hoja por persona. Deben pisarlas porque el papel es el barco y el suelo el mar. No queremos que nadie se caiga al agua.

Esta disposición está bien para explicar la mecánica del juego. El objetivo de los barcos es llegar a la meta los primeros, como en toda carrera que se precie.

Para que el barco pueda avanzar, el último papel debe llegar al inicio de la fila, por lo que hay que ir pasando de mano en mano y colocarlo en el suelo/agua hasta el principio.

Ahora no basta con que los tripulantes avancen hasta el principio, podemos decir que hasta la proa. Hay que hacer que el último de la fila pase al primer lugar recorriendo el barco, sin pisar el agua. Los compañeros deben ayudarle para que logre el objetivo.

Llega el turno nuevamente de que avance el próximo papel, luego un tripulante y así hasta que haya un barco /equipo ganador. Se puede jugar de distintas maneras, el periódico puede ir inmediatamente detrás de un tripulante, así se gana tiempo. Esto no es ilegal. Solo está prohibido tocar el agua, si algún tripulante lo hace, debe volver atrás. Tu misión es que no hagan trampas, no explicar estrategias ganadoras, estas deben ser desarrolladas por los equipos. Para ello siempre está bien que se hagan varias carreras, así van puliendo los fallos.

Una variante con sillas.

Lo mismo que en la anterior solo que ahora usamos sillas. Observarás que es más difícil ya que estamos subidos en alto. Debes valorar por tanto el estado de tu grupo y sus edades. Si puede ser peligroso para alguien o hacer que se sienta excluido, esta dinámica no es la nuestra.

2 La frontera.

  • Objetivo: Empezar a colaborar entre los miembros del grupo
  • Materiales: Una cuerda.
  • Disposición del grupo: Dos voluntarios aparte, los demás en grupo.

Ahora no formamos equipos porque todos vamos a ser uno. Solo dos voluntarios se destacan y sujetan una cuerda larga, la frontera. Se la atan en los tobillos y hacen que esté tensa.

Todos los demás se ponen al mismo lado de la cuerda, el objetivo es pasar al otro lado. Por supuesto que es muy fácil, la cuerda está muy bajita. El siguiente paso es atarse la cuerda en las rodillas, luego un poco más alta…

Cada vez será más difícil que todos pasen al otro lado, pero para eso está el trabajo en equipo, no hay normas más allá de no bajar la cuerda (bueno, se puede ser un poco laxo en este tema, hay que ver el estado físico y la edad del grupo). Lo ideal es que todos trabajen para que nadie se quede atrás y todos logren los objetivos.

3 Cooperamos bajando el palo

  • Objetivo: Seguimos colaborando entre todos para lograr el objetivo. 
  • Materiales: Un palo del cepillo o similar.
  • Disposición del grupo: Divididos en grupos de unas seis personas.

Para esta dinámica hace falta solo un palo de cepillo o similar. Lo primero que tenemos que hacer es dividir al grupo en equipos, con que tengan unas seis o siete personas cada uno, es suficiente. Pero pueden ser ocho perfectamente, cuanta más gente participe es más difícil de lograr el objetivo.

Vamos a hacerlo por turnos, primero un equipo y luego otro. Hay que explicar cuál es la forma de distribuir al equipo alrededor del palo. Teniendo en cuenta que nuestro objetivo es bajarlo, desde la altura de las cabezas hasta el suelo.

Dinámicas de cooperación para cohesionar al grupo

Después hay que enseñarles cómo se coloca la mano. Y es tal como si hiciéramos una pistola. con el dedo índice y el pulgar. Pero hay una zona prohibida donde no se puede apoyar el palo. En la foto te lo explico muy gráficamente. Solo se puede apoyar el palo en el dedo índice, sobre todo prohibido dejarlo en el hueco que se hace entre éste y el dedo gordo. Todos los miembros del grupo han de hacerlo a la vez. Todos han estar tocando el palo mientras lo bajan. Si uno solo no lo toca, o lo hace con la zona prohibida de su mano, hay que volver a la posición inicial.

Realmente no es fácil, si lo hacemos observando las reglas marcadas. Hay que trabajar en equipo. Eso es lo que hay que explicar bien, esta dinámica solo sale si hacemos un buen trabajo en equipo.

Como nos hemos dividido en equipos podemos hacer que el equipo que no intenta el reto haga de juez del otro. Seguro que no les dejan pasar ni una. Así pasa el tiempo y aprenden hasta que les toque a ellos.

Con esta variante colaboramos para bajar un aro
  • Objetivo: Seguimos colaborando entre todos para lograr el objetivo. 
  • Materiales: Un aro de gimnasia rítmica.
  • Disposición del grupo: Divididos en grupos de unas seis personas.

La dinámica es la misma solo que esta vez lo hacemos con un aro. De los de hula hop, gimnasia rítmica o así. Todo lo dicho arriba para la actividad con el palo vale para esta del aro solo que ahora se tendrán que poner alrededor del aro formando un círculo.

4 Los botes salvavidas.

  • Objetivo: Cohesionar al grupo.
  • Materiales: Periódicos atrasados.
  • Disposición del grupo: Ninguna.

Se distribuyen por el suelo hojas de papel de periódico dispersadas, calculando 1 hoja por cada cuatro participantes. Al grupo se le dice que están en un barco que ha empezado a hundirse y que esas hojas representan botes salvavidas en el mar, y que les van a servir para salvarse. En esta dinámica no se trata de salvarse individualmente, sino de colaborar todos para intentar salvar el máximo número de personas en cada bote; lo importante de esta actividad es la salvación del grupo. Por ello se tienen que ayudar todos, permitiendo gestos, posturas, apretones, etc., para facilitar la cabida en el bote.

Los participantes se sitúan en el fondo de la sala, lejos de los papeles, esperando órdenes. La orden es la siguiente: »Los botes se salvan con cuatro personas a bordo». Entonces los participantes corren a subirse a bordo (sobre las hojas del periódico) en grupos de cuatro. No debe quedar ningún náufrago suelto, y los botes no deben superar el número de personas indicadas en la orden (en este primer paso se supone que no habrá ningún problema para que todos los náufragos se salven).

Todos los náufragos que se hayan salvado regresarán al punto de partida (fondo de la sala) simulando con brazadas que van a nado. El animador entonces corta por la mitad la hoja del periódico y repite la orden: »Los botes salvan con cuatro personas a bordo». Los náufragos deberán situarse de nuevo sobre los botes, pero en esta ocasión la superficie es más pequeña y por lo tanto la dificultad para caber en ello será mayor (podrán retorcerse, ponerse unos sobre los otros, etc).

También podemos decir que se salvan con un mínimo de cinco personas, para no tener que ir cortando las hojas. Los jugadores que se vayan cayendo al agua  irán abandonando el juego, mientras que el animador irá reduciendo la superficie de los botes y dando nuevas consignas hasta que quede un número muy reducido de participantes.

5 Dinámica de colaboración con los pies atados

  • Objetivo: Cohesión grupal superando problemas cada vez más difíciles.
  • Materiales: Algún tipo de lazo para atar los tobillos, puedes usar los de las vendas en los ojos. 
  • Disposición del grupo: Primero por parejas.

El juego consiste en hacer parejas y atarles el tobillo izquierdo de una de ellas con el tobillo derecho de la otra para que tengan que ponerse de acuerdo para caminar. La idea es que, a medida que avanza el juego, (y dependiendo de la edad también) las parejas se vayan uniendo entre sí hasta conseguir una hilera enorme con todos los participantes. La persona que dirige la dinámica debe dar las indicaciones y complicarlas cada vez más: caminar hacia delante, detrás, más deprisa, más lento o ¡sin hablar! O haciendo carreras (ten en cuenta de nuevo la forma física y edad del grupo). Yo hago que practiquen por parejas, luego hago que se unan de cuatro en cuatro y organizo una carrera. Sigo uniendo gente hasta que solo quedan dos equipos. Y hago un vídeo porque es muy divertido.

6 La silla comunitaria.

  • Objetivo: Vamos trabajar en equipo para que nadie se quede fuera. 
  • Materiales: Sillas y reproductor musical.
  • Disposición del grupo: Ninguna.

Seguro que todos hemos jugado a las sillas musicales, te recuerdo:

Se hace un círculo con sillas y todos estamos alrededor bailando mientras la música suena, cuando se para la canción hay que sentarse. El que se queda sin silla pierde. Cada vez hay menos sillas.

En esta dinámica, al contrario que en la de las sillas musicales, se van eliminado sillas, pero no participantes. Se pone música, se hace bailar a los participantes alrededor (o dar vueltas, si así lo prefieren) y cuando para la música todos/as se sientan. Se quita una silla y continúan. Así hasta que quede solo una silla y todos los participantes logren sentarse (o acomodarse como puedan).

Me gusta mucho porque hay que trabajar codo con codo para que nadie se quede fuera.

7 El cuadrado perfecto.

  • Objetivo: Vamos a comprobar como con la fuerza de los demás nos sostenemos de pie
  • Materiales: Una cuerda larga y vendas para los ojos
  • Disposición del grupo: En círculo de pie

Para este juego  necesitamos una cuerda larga con los extremos atados uno al otro y una venda para cada participante. El objetivo es formar un cuadrado con la cuerda.

Pide a los participantes que se levanten y formen un círculo para sostener la cuerda. A continuación, pide a todos que se pongan la venda en los ojos y dejen la cuerda en el suelo. Pídeles que se alejen un poco del círculo. Luego pídeles que vuelvan e intenten formar un cuadrado con la cuerda sin quitarse la venda de los ojos. Pon un límite de tiempo para que compitan. Para hacerlo incluso más difícil, pide a algunos miembros del equipo que permanezcan en silencio.

8 La estrella del equilibrio

  • Objetivo: Vamos a comprobar como con la fuerza de los demás nos sostenemos de pie.
  • Materiales: Ninguno.
  • Disposición del grupo: En círculo de pie y mirando al centro. 

Para esta dinámica vamos a volver a nuestra ya habitual formación en círculo. Nos damos las manos y extendemos los brazos para estar cómodos. Para hacer esta actividad unos han de echar su cuerpo para atrás y otros para adelante. Uno hacia atrás y otro hacia adelante. Lo ideal es tener el cuerpo recto, las rodillas, el tronco recto también.

El objetivo es lograr la máxima inclinación posible de cada miembro del grupo pero sin caerse por eso es difícil mantener el cuerpo recto. La fuerza del grupo logra el equilibrio de todos.

Para esta actividad también tienes que valorar al grupo; la edad, la condición física. Además puedes empezar la actividad dividiendo en dos equipos. Con menos gente será más fácil. Pero debes intentar hacerlo con todo el grupo al final.

9 La gran tortuga

Objetivos: Enseñar el valor del trabajo en equipoEdad:Todas las edades
Materiales:Algo grande y aparatoso, no hace falta que pese. Puede valer la colchoneta del gimnasio, una alfombra…Además unos conos o algo para hacer un recorrido en el sueloDuración:Hasta que se agoten

La tortuga ha de desplazarse a través de un sinuoso y peligrosísimo recorrido.

Lo primero es asegurarse de que nuestra tortuga tiene un caparazón adecuado, no es necesario que pese mucho, pero si que sea grande y aparatoso. Al menos para los participantes en la dinámica. Colchones, colchonetas, alfombra, manta….

Según el tamaño del “caparazón”, dividiremos a los participantes en grupos de cuatro a diez. Se colocan a cuatro patas, cubiertos por la «concha de tortuga». Sin agarrarla, tienen que intentar moverla en una dirección o hacerla recorrer un itinerario determinado.

Si los participantes no se organizan y cada uno va a lo suyo, la tortuga acabará en el suelo. Pronto se darán cuenta que es necesario cooperar para moverla con cierta soltura. Los niños de cuatro años, con paciencia, por parte del responsable, van ensayando diferentes formas hasta que consiguen moverla. Los de cinco y seis años logran superar obstáculos con ella sin que se les caiga por el camino. Los de siete son capaces de bajar escaleras y hasta escaparse del colegio. Y los jóvenes o adultos son una incógnita, pueden llegar a ser el grupo más divertido.

11 Familia de animales

Objetivos:Empezar a ayudar al compañero para superar un objetivo comúnEdad:Infantil
Materiales:Vendas para los ojos, papelitos con los nombres de animalesDuración:Media hora (es un juego que se puede repetir si quieren los niños)

Para esta dinámica se preparan papelitos en los que van escritos nombres de animales. Para un grupo de veinte personas bastan seis clases de animales. Así habrá cuatro gatos, cuatro pollitos, cuatro loros,… Los papelitos se sortean o se reparten entre los participantes, de forma que todos tengan uno.

Cuando los participantes saben el animal que les ha correspondido, recorren la habitación con los ojos vendados (para grupos mayores de 20 participantes esto no es necesario), imitando al animal con la voz y los gestos. El objetivo del juego es reconocer a otro de la misma especie, darle la mano y proseguir juntos la búsqueda. Así los gatos buscan a otros gatos con su andar a cuatro patas y el sonido de «miau», los pollitos con sus aleteos y su «pío, pío», etc.

12 Traslado de globos

Objetivos:Mejorar la cooperación entre todos los participantes.Edad:Para todas las edades
Materiales:Muchos globosDuración:20 minutos

Necesitamos un espacio un poco grande porque vamos a hacer dos equipos que van a competir entre ellos. A un lado del espacio tenemos dos grandes grupos de globos (como parte de la actividad los globos los han hinchado los miembros de los grupos). Al otro lado acotamos dos espacios para que vayan dejando allí los globos que van trayendo.

Hacemos la introducción del juego.  Te lo resalto porque siempre hay que hacer una buena introducción de cada dinámica y explicar, no solo las normas, también para qué necesitamos hacer este juego.

Cada grupo debe trasladar los globos hasta el otro espacio dedicado a ello. Deben hacerlo entre dos personas cada viaje. Pueden utilizar cualquier parte del cuerpo para ello. Cabeza, espalda, manos. Cada pareja usa la misma parte del cuerpo para llevar los globos: mano con mano, culo con culo, cabeza con cabeza… Pueden llevar varios globos cada pareja. Pueden usar las dos manos y la cabeza en cada viaje por ejemplo. Ensayar estrategias es parte del juego.

Naturalmente gana quién traslada más globos al final del tiempo estipulado, cuando acabe la canción o cuando diga el monitor.

13 Volar al peluche

Objetivos:Mejorar la cooperación entre todos los participantes.Edad:Infantil y primaria
Materiales:Manta y muñeco de pelucheDuración:20 minutos

Necesitamos dar a nuestro muñeco un nombre y una pequeña historia que nos sirva de introducción al juego, para ello nos colocamos todos en círculo para escuchar bien y tranquilos. 

Una vez hayamos hecho esto, los participantes extenderán la manta en el suelo y colocarán al peluche sobre ella en el centro. Todos juntos tendrán que cantar una canción mientras sostienen la manta por los bordes y, al finalizar la canción, tiran de ella de forma sincronizada para que el peluche vuele por el aire. Lo importante es que vuele lo más alto posible y que vuelva a caer dentro de la manta, de lo contrario los niños y niñas habrán perdido en el juego. 

Hay que recalcar que si hay ganadores y perdedores, todos ganan o pierden según logren el objetivo marcado: si el muñeco cae fuera, todos pierden, si logran mantenerlo dentro, todos ganan. Para ir haciéndolo más interesante podemos pedir al grupo que lance al muñeco cada vez más arriba. También podemos cantar cada vez más alto, a medida que el muñeco se va haciendo aviador.

Y alternar las alturas y tonos de voz para que los chicos estén más divertidos. Al finalizar siempre podemos reflexionar sobre como el trabajo en equipo nos ha ayudado a proteger al peluche.

14 Cogerabitos, dinámica de colaboración grupal

Es de los juegos más divertidos que conozco, es divertido, apenas necesita materiales y los participantes terminan muertos de risa. Yo juego a tres variantes: individual, en equipo o en modo dragón.

Para colaborar en grupos, primero competimos en individual

Distribuimos en el grupo un rabíto por persona. El rabito puede ser una cinta, un hilo de lana, una tira cortada de una sabana, una hoja de periódico… casi lo que quieras.

Han de engancharla al pantalón o falda, debe ser lo suficientemente larga para que pueda ser robada fácilmente. No pueden atarla, solo fijarla de manera que no se caiga pero pueda ser quitada por los oponentes.

Y debe estar a la espalda de cada individuo, casi por el trasero. Por algo se llama coge rabítos o coge colítas.

Un juego súper sencillo de competición

Como los jugadores se van a mover deprisa, necesitas estar en un espacio amplio, cuanto más personas son, más grande ha de ser el sitio.

Consiste en quitar el rabíto de otra persona y evitar que nos le quiten a nosotros.

No vale sujetar a nadie, empujar, ni ningún otro tipo de agresión física. Solo se puede coger la cinta del rival.

Cuando conseguimos una, hay que ponerla junto a la que ya tenemos, como si fuéramos un perro con dos rabos, o tres. Y seguir jugando claro. Cuando más premios tengas, más fácil es que te quiten alguno.

Cuando el juego acaba gana el que tenga más cintas. ¿A que es muy sencillo y divertido?.

La variante del cogerabitos ahora si, por grupos

Dividimos al grupo en dos equipos, distribuimos solo cintas de dos colores, por ejemplo rojo y azul.

La mecánica es casi la misma que cuando jugamos por individual. Hay que arrancar la cinta de un jugador del equipo contrario y conservar la nuestra.

Al final del tiempo estipulado debemos contar las cintas que tiene cada equipo para determinar al ganador.

Está bien que hagas varias rondas por que así los equipos van puliendo su estrategia. Y tu mismo puedes ir ayudando en esa tarea.

Por ejemplo que se ocupen de cubrirse las espaldas unos a otros, y otras cosas que se puedan ocurrir.

Puedes hacer más de dos equipos

Cierto, no te conformes con dos equipos. Si haces tres o cuatro puede ser, como mínimo, igual de divertido.

De esta forma tienes más balas en la recamara y vas preparando el terreno para la siguiente variante. De todas formas tienes que tener en cuenta el número de personas que tienes a tu cargo.

El coge rabitos definitivo. Una dinámica grupal de colaboración y competición.
dinamica colaborativa el dragón

A mi me gusta a veces poner nombres rimbombantes, es cierto. Y este me parece muy acertado: el coge rabítos definitivo (o modo dragón).

Igual que antes, tienes que tener en cuenta el número total de personas que tienes a tu cargo en el grupo. Has de dividirlos en equipos. Yo los hago de un máximo de cinco o seis personas por equipo.

Es decir que si tienes 18 personas puedes hacer tres equipos de seis o cuatro equipos. Si, da igual que haya algún equipo con uno menos.

Cada equipo hace una fila india y se sujeta con los dos brazos sobre el hombro del de delante.

El último componente de cada fila es es que lleva el rabíto. Solo el último y el primero de cada equipo puede arrebatar la colíta del contrario.

Ah, se me olvidaba: los equipos solo pueden moverse a la pata coja. Y por supuesto, en ningún momento deben soltarse de los hombros. Solo el último puede ir agarrado al compañero con una sola mano.

He encontrado este vídeo para que veas como es el juego. Aquí no van a la pata coja, pero como veas. También puedes variar: primero normal y luego a la pata coja.

¿A que se lo pasan bien?. Y el monitor el primero, como debe ser. Vamos a seguir con más actividades de colaboración para cohesionar grupos.

15 Dinámica de grupo colaborativa entre ingenieros y robots

Para este juego necesitamos equipos, dos o más. Puedes hacer las divisiones tu mismo adjudicando un numero a cada persona, por ejemplo.

Esto de hacer los equipos parece una tontería, pero si trabajas con niños es muy importante. Siempre quieren estar con sus mejores amigos. Los grandes y fuertes con los grandes y fuertes. Las niñas más populares con las niñas más populares. Aquellos que no tienen muchas capacidades sociales, se quedan sin compañeros, etc.

Por eso es mejor separar a estos grupitos y que conozcan gente nueva. Lo ideal es usar el azar pero un poco “manipulado”.

Lo ideal sería hacer equipos a partir de cuatro o cinco personas. Uno de cada equipo será el ingeniero y los demás serán  los robots. Si te gusta más la temática de trenes y mecánicos, también me vale.

Nuestros ingenieros deben ser ciegos, por lo que lo mejor es que les pongas una venda en los ojos. Y te asegures de que no ven.

La sala en la que se van a mover los robots debe tener obstáculos. Pueden ser cajas de cartón, conos o, incluso, un folio en el suelo. El caso es que cuando un robot lo vea, se pare.

En este juego, cada equipo tiene que acordar un sonido que les identifique

Mediante una pequeña reunión por equipos, deben elegir quien ha de ser su ingeniero.

Después fijar su sonido característico. Este va a ser usado cuando el robot encuentre un obstáculo y deba detenerse.

Una vez que los equipos han determinado su sonido, los robots empiezan a moverse por la sala. Solo lo pueden hacer en línea recta y sin cambiar de dirección.

Una vez se encuentran con un obstáculo, tienen que detenerse, siguen sin poder cambiar de dirección. Cuando se encuentren con un obstáculo o con otro robot.

Para poder seguir su camino tienen que avisar al ingeniero, si, usando su sonido característico. Cuando llega el ingeniero “arregla” al robot y le redirige hacia otro sitio.

Hay que tener en cuenta que el ingeniero sigue sin ver. Es el robot el que hace de “ojos”, dirigiendo al ingeniero, que le coge por los hombros.

La sala se convierte en un galimatías cuando los robots empiezan a detenerse

Los ingenieros lo pasan mal intentando llegar a todos los avisos de averías. Piensa en que están ciegos y oyen un montón de avisos. No solo de su equipo, de otros también.

Seguro que la frustración empieza a aparecer por todas partes.

Cuando te parezca suficiente puedes parar la actividad.

Se quitan las vendas y mandas a cada equipo a un lado de la sala.

Puedes preguntar a los ingenieros las dificultades que han aparecido a la hora de gestionar las averías.

Y a los robots si creen que sus compañeros han tardado mucho en socorrerles.

Es el tiempo de mejorar la estrategia del equipo

Déjales un nuevo tiempo de reflexión por equipos a ver si pueden mejorar la estrategia o la comunicación. No mucho para que no se enfríen pero el suficiente para que todos puedan aportar. Pásate por los grupos para ver como lo hacen.

Es el momento de empezar el juego de nuevo. Observa si algo ha mejorado. Quizás debas valorar un nuevo parón para rehacer estrategias o terminar el juego. Como siempre, tu mandas.

Al finalizar el juego es el momento de analizar lo sucedido. También de ver que es eso de gestionar emociones

Con esta actividad se pueden trabajar varias cosas: estrategia, comunicación, gestión de equipos, democracia, gestión de las emociones…

Terminado el juego vamos a sentarnos tranquilamente para analizar lo sucedido.

Puedes empezar preguntando la forma de elección de los ingenieros. Si ha habido varios candidatos, democracia, algún tipo de jerarquía anterior, etc.

Si han notado frustración o algún otro tipo de emoción a la hora de arreglar las averías. A la hora de permanecer mucho tiempo parados, etc.

Si han notado una mejora en la segunda parte del juego, tras la reunión de estrategia. Si alguien ha liderado alguna mejora, si todos se han sentido escuchados.

Refuerza la idea de que el trabajo en equipo es mucho mejor que ir en solitario. Y mucho más en algo tan difícil como esto, sobre todo para los ingenieros.

Puedes introducir competitividad entre los equipos

Una variante un poco más competitiva puede ser darle un objetivo para ganar a los otros equipos.

Por ejemplo que los robots lleven algún objeto que deban depositar en un cubo. Gana quien más objetos meta en su portería.

Pueden salir todos del centro de la sala y los cubos estar colocados en cada rincón.

Juegos cooperativos para niños

Los juegos cooperativos con niños son aquellos en los que, por encima de la competición, domina la diversión y el aprendizaje del trabajo en equipo. Por lo general son juegos en los que los niños se organizan en grupo o en dos equipos grandes. Lo de menos es el resultado final y lo más importante es la participación, la diversión y el trabajo en equipo.

juegos cooperativos

Este tipo de actividades colaborativas potencian la empatía, la ayuda mutua, la organización, la organización, la resolución de conflictos, la toma de decisiones y, si están bien hechos, deben evitan las frustraciones y malas sensaciones de la derrota, haciendo que los niños no se sienten presionados por ganar.

Por qué los niños deben trabajar estos juegos cooperativos

El trabajo en equipo es muy beneficioso para los más pequeños porque les otorga la posibilidad de confrontar sus opiniones e ideas con las de los demás. Pero además es una gran oportunidad con las que pueden aprender a:

– Relacionarse con sus iguales y comunicarse con los demás

– Compartir objetivos, metas, aprendizajes y alegrías

– Crear lazos de confianza y de compromiso

– Organizar y coordinar las tareas o el trabajo

– Nuevas destrezas, aptitudes y habilidades

– Y por supuesto la lección más importante: que juntos es mejor que solos

9 Juegos cooperativos

1. Rescate


Este primer juego cooperativo comienza con dos niños cogidos de la mano, son los dos primeros eslabones de la cadena. Ellos tendrán que ir tocando al resto de niños para unirlos a la cadena. Los demás intentarán huir para no ser capturados, pero si un niño es tocado deberá cogerle la mano a los que están en la cadena y así irán alargándola.

El juego finaliza cuando pillan al último jugador. Al menos así se termina la ronda porque la nueva partida comenzará con los dos primeros jugadores que fueron tocados en la primera.

2. Un globo


Los niños lanzan un globo hinchado al aire. El globo nunca puede tocar el suelo, así que hay que ir dándole toques entre todos para lograr el objetivo. Puedes poner música y ordenar que deben trabajar hasta que la música deje de sonar.

3. Con un paracaídas


Con un paracaídas se puede jugar a tantos juegos. Vamos con uno de ellos, por ejemplo, el juego de la canasta en el que los niños deben sujetar el paracaídas con dos manos alrededor de su contorno. A continuación se deja una pelota encima del paracaídas. Por cierto, la pelota tiene que caber por el agujero de la tela. La misión de los niños será hacer canasta entre todos en el agujero moviendo el paracaídas.

4. Al escondite inglés


Lo normal es que recuerdes: ‘Una, dos y tres, al escondite inglés, sin mover las manos ni los pies’, por que es muy posible que hayas jugado a este juego en tu infancia.

El que ‘la lleva’ tiene que colocarse mirando a la pared. Los demás se sitúan a unos metros de él y en fila. El niño que está contra la pared dice la frase inicial y se vuelve. Mientras pronuncia la frase, los demás tienen que ir avanzando hacia la pared, pero con cuidado ya que, cuando se vuelva el niño de la pared, los demás tendrán que quedarse quietos como estatuas. A quien vea moverse, tendrá que retroceder hasta el punto de partida y gana el primero que llegue a tocar la pared.

5. Llevando el balón


Todos se organizan por parejas y se selecciona un recorrido con salida y meta. Cada pareja tiene que llevar un balón sin tocarlo con las manos. Por ejemplo, espalda con espalda, mejilla con mejilla o lo que se les ocurra. Si el balón se cae, tendrán que volver a la línea de salida. Naturalmente gana quien llegue antes a la meta.

6. El bote


Otro juego cooperativo muy tradicional. Hacemos un círculo en el suelo con tiza. Los participantes deben coger un bote de refresco vacío o una botella de plástico o de zumo vacía y ponerlo justo en medio del círculo. Después hacemos el sorteo a ver quién «la lleva».

Al que le toque, debe ponerse de espaldas al bote. Otro pega una patada al bote. El que «la lleva» tiene que ir a por el bote, cogerlo y ponerlo de nuevo en el círculo y gritar ¡BOTE!  Entre que va a coger el bote y lo vuelve a colocar en su sitio, los demás tienen que correr a esconderse.

A partir de ese momento el que «la lleva» tiene que ir a buscar al resto del grupo, a los que están escondidos. Si ve a alguno de ellos, vuelve corriendo al círculo, mete el pie dentro y grita: ¡BOTE, BOTE por Maria! o cualquiera que sea el nombre del jugador. En este caso María tendrá que salir de su escondite y meterse en el círculo de tiza.

El jugador descubierto aún puede salvarse ya que cualquiera de sus compañeros escondidos puede venir a ayudarle, dando al bote una patada. Si alguien lo consigue, el jugador o jugadores atrapados serán inmediatamente liberados y podrán esconderse otra vez. El que «la lleva» tendrá que descubrir a todos para que se acabe el juego.

7. Los pies quietos


Uno de los participantes «la lleva» y se coloca en el centro y tira la pelota gritando el nombre de uno de los otros jugadores. El jugador nombrado ha de coger la pelota corriendo y los demás tienen que salir también corriendo en otras direcciones.

Cuando el jugador tiene la pelota en su poder grita: ¡Pies quietos! Entonces el resto de los jugadores se tienen que quedar totalmente parados donde estén.

El jugador que tiene la pelota da tres saltos hacia uno de los jugadores; al que le quede más cerca y le lanza la bola. Si le da, el jugador tocado se tiene que apuntar una falta y si no le da, el que se tiene que apuntar la falta es él mismo por no darle. El jugador que alcance la tercera falta resulta eliminado. Todo acaba cuando se ha eliminado a todo el mundo y solo queda un jugador.

8 Los pies quietos en equipo y colaborativo

En esencia es el mismo juego de los pies quietos pero por equipos y pensado para grupos grandes y necesitamos un arbitro que será el dinamizador de la actividad. Dividimos al grupo en dos equipos y nos juntamos todos en la salida. El monitor lanza la pelota a su antojo y los equipos se la disputan. Cuando un niño la consigue debe gritar pies quietos y todos deben obedecerle. El objetivo del equipo que tiene el balón es alcanzar con la pelota a un jugador del equipo rival, aunque puede hacerlo de diversas formas:

  • Lanzar directamente la pelota a un rival si lo tiene cerca o confía en su fuerza y puntería
  • Ir pasándose el balón entre los miembros del equipo hasta llegar a algún jugador con más posibilidades de llegar a un rival. Aquí se pueden hacer varias reglas: con bote, sin botes, solo tres pases…

Si un jugador del equipo rival es alcanzado punto, nadie se elimina nunca, solo se lleva la puntuación hasta llegar a, por ejemplo, 10.

9. El lago encantado
Para este juego colaborativo necesitaremos aros de plástico y tiza. Delimitamos un espacio en el suelo en forma de elipse que va a ser nuestro lago.

Colocamos todos los aros dentro del espacio que se ha convertido en un lago encantado en el que nadie puede tocar el agua. Los aros han de estar colocados de forma que se pueda atravesar el lago. Ningún niño puede tocar el agua, ya que si alguien cae a él se le congela el corazón. Solo se puede pisar en el interior de los aros.

Aquel que cae al lago tiene que esperar sin moverse a que un compañero lo libere con un abrazo que caliente el corazón.

Más dinámicas grupales de cooperación y juegos cooperativos en vídeo y en otras páginas:

Vamos a ver que más juegos de cooperación hay por ahí, rebuscando en Internet vemos estos enlaces:

Libros sobre dinámicas cooperativas y cohesión grupal

Y hasta aquí el artículo que hoy le hemos dedicado a las dinámicas de colaboración y juegos cooperativos. Ya sabes que puedes seguir leyendo este blog para recordarte más juegos pensados para tu grupo. También puedes comentar lo que te parece esta actividad o si le falta algo que tu le añadirías. Prometo contestar lo antes posible. Muchas gracias por llegar hasta aquí.


Comparte y difunde

2 comentarios en «14 Dinámicas de colaboración grupal»

Deja un comentario