Dinámicas para prevenir el mal rollo en las oficinas

Comparte y difunde

En todos los trabajos, el estado anímico de uno influye de manera positiva o negativa en todo el ambiente y en el rendimiento general, también en una oficina. Es importante que cada persona aporte lo necesario para mantener un clima sano y cordial, para evitar un ambiente que suele generar ansiedad en muchas personas. Hoy vamos a dedicar el post a intentar prevenir esos ambientes que pueden degenerar en malsanos.

Porque se crean los ambientes conflictivos

La ansiedad en el trabajo, según Heroicamente Psicología, puede detectarse gracias a estos síntomas:

  • Síntomas físicos: las respuestas fisiológicas incluyen presión en el pecho, sensación de falta de aire, taquicardia, escalofríos, sofocos, náuseas, tensión muscular…
  • Síntomas cognitivos: sensación de irrealidad, despersonalización, miedo a perder el control, pensamientos rumiativos, pensamientos catastróficos, problemas de memoria…
  • Síntomas conductuales: aislamiento social, irritabilidad, estallidos emocionales, consumo de sustancias, problemas para dormir, cambios en el apetito o en la libido…
dinamicas para prevenir la asiedad en el trabajo

Y es que a menudo, en las oficinas y otros lugares de trabajo se crean ambientes difíciles. Sin saber muy bien como, la sensación general en la oficina es algo tensa, y se empieza a echar culpas unos a otros y a todo lo que nos rodea. Que si el jefe y sus prisas, que si la climatización, o que si la copiadora se atasca, suelen ser las excusas que ponemos a nuestro propio malestar. Pues cuidado porque bien podrías ser tú mismo el problema.

No siempre nos damos cuenta cuándo nos transformamos en el objeto de incomodidad. Puede que un día llegamos a la oficina con algo de mal humor. Aunque eso es algo que a todos nos sucede alguna vez, lo importante es no dejarse vencer, ni transformar este mal humor en un hábito cotidiano.

Algunos consejos para evitar el mal humor en el trabajo

Nunca nos olvidamos de saludar. Cada mañana, al entrar en el trabajo, agregar un “buenos días” antes de cualquier frase o gesto, puede contagiar a los demás, y propiciar un mejor comienzo del día.

Ten especial cuidado con los rumores y comentarios. A veces caemos presas de comentarios algo inapropiados en el trabajo. Puede que ni seas consciente de que estás cayendo en ello, pero a menudo estos comentarios adquieren tintes ofensivos, o simplemente resultan inapropiados para el ambiente laboral. Lo deseable es evitar la rumorología y los comentarios personales.

Cultiva la sinceridad. Aunque recuerda que esto no quiere decir hablar sin tapujos. Siempre hay que medir las palabras y evitar los comentarios inapropiados, y sin mentir. Evita adulaciones excesivas. Esto deberá fomentar, la sinceridad en tus compañeros.

Mantén el orden y la limpieza en tu espacio de trabajo. Aparte de estético te va a permitir ser más eficiente.

Dinámicas para prevenir el mal rollo en las oficinas

Vamos a ver también algunas dinámicas divertidas que pueden venir bien para reforzar el buen ambiente laboral

1. “Adivina para qué sirve este objeto”

Tiempo: 5-6 minutos.

Número de participantes: uno o varios grupos pequeños.

Material: cualquier objeto aleatorio.

Como se juega: Se da un objeto a una persona en cada grupo. Uno cada vez saldrá al frente del grupo y demostrará un uso imaginario para ese objeto. El resto del equipo debe adivinar lo que el jugador está demostrando. El que hace la exposición no puede hablar, y las demostraciones deben ser ideas originales, cuanto más innovadoras y extravagantes, mejor.

Objetivo: inspirar la creatividad.

2. “Quedándonos con lo mejor”.

Tiempo: 5-6 minutos.

Número de participantes: dos o más personas.

Materiales: ninguno.

Como se juega: El jugador 1 comparte algo negativo que sucedió en su vida con otro jugador, 2. Puede ser un recuerdo del ámbito personal o relacionado con el trabajo, pero ha de ser real. Cuando termina la explicación, el jugador 1 discute la misma experiencia nuevamente, pero se enfoca solo en los aspectos positivos. El jugador2 ayuda a explorar el lado positivo de esa mala experiencia. Después, cambian de rol.

Objetivo: descubrir cómo minimizar la experiencia negativa en una situación aprendiendo juntos.

3. “Deshacer el nudo”.

Tiempo: 15 – 30 minutos.

Número de participantes: 8 – 20 personas.

Materiales: ninguno.

Como se juega: Todos forman un círculo uno frente al otro, hombro con hombro. Cuando ya esté formado, deberán extender su mano derecha y tomar una mano aleatoria, la de alguien a ese lado o que se encuentre frente a ellos. Luego, extenderán su mano izquierda y tomarán otra mano aleatoria de otra persona a través del círculo. Dentro de un límite de tiempo establecido, el grupo debe desenredar los brazos de los brazos sin soltar sus manos. Si el grupo es demasiado grande, conviene hacer varios círculos pequeños. En este caso, cabe incitar a los grupos a competir entre ellos.

Objetivo: mejorar la comunicación y reforzar el trabajo en equipo.

4. «El cuadrado perfecto».

Tiempo: 15 – 30 minutos.

Número de participantes: 5 – 20 personas.

Materiales: una cuerda larga y una venda para cada persona.

Como se juega: Los compañeros de trabajo deberán formar un círculo sosteniendo un pedazo de la cuerda. Luego, todos tendrán que ponerse la venda, colocar la cuerda en el suelo y alejarse un poco del círculo. A continuación, tendrán que volver e intentar formar un cuadrado con la cuerda sin quitarse las vendas. Se puede establecer un límite de tiempo para hacerlo más competitivo o pedir a algunos miembros del equipo que permanezcan en silencio durante la prueba para aumentar su dificultad.

Objetivo: el desarrollo de habilidades de comunicación y liderazgo.

Y hasta aquí llega el artículo que hoy hemos dedicado a recordar algunas dinámicas para prevenir el mal rollo en las oficinas, el mal ambiente y la ansiedad en el trabajo, puedes ver más actividades de team building en este mismo blog.


Comparte y difunde

Deja un comentario