El uso de juegos infantiles en psicología

Por desgracia no vivimos en una sociedad perfecta, si así fuera los niños no tendrían traumas. Sus principales problemas serían cuando hay crema de cacao para merendar y cuando dejará de llover para salir a jugar. Sin embargo en todas las sociedades hay niños con traumas y diversos problemas que pueden afectar a su correcto desarrollo psicológico. En este post vamos  hablar de la psicología de los juegos infantiles y como se puede usar el juego para ayudar a niños con problemas psicológicos.

Antes de nada, una pregunta: ¿Como se que mi hijo necesita un psicólogo?

La visita al psicólogo ya no es un estigma social, algo que en tiempos pasados se pretendía ocultar por que era relacionado con locuras e inestabilidades mentales vergonzosas. Los tiempos han cambiado pero todavía cuesta en muchas familias reconocer que un hijo puede necesitar visitar al psicólogo. Solo a modo de guía inicial te comparto unos tips para que puedas reconocer “sintomas” de que un niño pueda necesitar alguna ayuda. Puedes encontrar más información en la web de este psicólogo infantil en Málaga.

  • Cambio inesperado en su comportamiento
  • Poco apetito
  • Déficit de atención
  • Dificultad en el rendimiento escolar
  • Hiperactividad
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Miedos repentinos
  • Tristeza extrema (depresión)
  • Rabietas en exceso
  • Problemas por separaciones o pérdidas de seres queridos
  • Tarda en empezar a hablar o andar
  • Dificultad para relacionarse
  • Obsesiones
  • Dificultad en el control de los esfínteres

La importancia del juego en la psicología infantil

El juego es crucial en el desarrollo físico, cognitivo, social y emocional de niños y niñas.  De hecho, la estimulación

sensorial y física que se produce en el juego entre la madre y el bebé, intervienen directamente

en la conformación del cerebro infantil. A lo largo de los años posteriores, el

juego permitirá a niños y niñas usar su creatividad mientras desarrollan destreza física, habilidades

cognitivas y sociales y aprenden a regular sus emociones.

Las terapias y los enfoques terapéuticos basados en el juego se asientan en la importancia, principios y beneficios que el jugar conlleva para niños y niñas. La terapia de juego no es nueva. Procurando un breve desarrollo del uso del juego en terapia, fue Freud, en 1909, quien describe por primera vez el trabajo terapéutico a través del juego, mencionando a Juanito, un niño con síntomas fóbicos. Este se constituye en el primer caso histórico de uso del juego en el proceso terapéutico. 

Pero no es nuestra intención ahondar demasiado en unos temas que deben ser tratados por profesionales médicos, nuestra web está especializada en el juego y las dinámicas divertidas, por eso vamos a proponer alguna actividad.

Psicología familiar positiva.

psicología de los juegos infantiles

El juego de pequeños papeles es un juego ideal para aportar un toque de gratitud en los momentos que pasas con la familia, casi podría convertirse en un ritual. 

Cada miembro de la familia se sienta alrededor de una mesa con un trozo de papel y un lápiz.

Todos escriben su nombre en la parte superior de una hoja y pasan la hoja a su vecino a laLuego, cada jugador escribe lo bueno que piensa de la persona cuyo nombre está escrito en la parte superior de la hoja, dobla la hoja en un acordeón para ocultar lo que ha escrito y se lo pasa a su vecino a la derecha.

.Cuando todas las hojas se han ido alrededor de la mesa, cada participante se queda con su propio nombre. Luego escribe lo que le gusta de sí mismo.

Los papeles se juntan en el centro de la mesa y cada miembro de la familia se turna para tomar un pedazo de papel. Él o ella lee todos los comentarios positivos y amables escritos en la hoja.

Las reacciones pueden ser de cualquier tipo: llorar de alegría, reír, besar, aplaudir, gritar, cantar, bailar. ¡La idea es realmente celebrar a esta hermosa y gran familia, reconectarse, reconocer lo positivo en cada uno y expresar la alegría de pasar momentos juntos!

Todos pueden irse con su lista de cumplidos.

Incluso los más pequeños pueden jugar a este juego: aquellos que aún no saben escribir dictarán a un adulto y aquellos que solo están escribiendo pueden contentarse con una palabra, un adjetivo.

Un buen juego para ofrecer al final de una comida o un intercambio familiar, refuerza la autoestima de cada uno y te ofrece la posibilidad, como padre o madre de describir las bondades de tu hijo, algo que no siempre se puede hacer en la vorágine de una semana normal.

Y hasta aquí llega nuestro artículo de hoy, espero que te haya entretenido y resultado al menos un poco útil, tampoco pretendemos mucho más. Si tienes algo que aportar, algún comentario, duda o sugerencia, no dudes en dejarla en la zona destinada para ello un poco más abajo. Prometemos contestar a todo. Mientras tanto puedes seguir leyendo algún otro artículo en este blog de actividades al aire libre, dinámicas de ocio y tiempo libre y actividades de aventura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *