Dinámicas de autoestima bonitas y emocionantes

Comparte y difunde

La autoestima es fundamental y este tipo de actividad que vamos a comentar hoy tiene una finalidad muy específica. Se trata de afirmar valores y fortalezas como personas. También del grupo. Este tipo de dinámicas, muchas veces, consisten en un enfrentamiento (relativo), pero no para favorecer la competitividad, sino para ayudar al grupo, y a sus componentes.

Muchas veces, por circunstancias de la vida que hayamos llevado, o por creencias auto impuestas, nos creemos con menos valor del que realmente tenemos. Con estas dinámicas de autoestima en grupo vamos a volver a sentirnos bien con nosotros mismos. Y nuestros compañeros nos van a ayudar.

Dinámica de autoestima en grupo con la silla en medio

Un circulo de personas con cada vez más vínculos. Por que para llegar hasta este juego que fomenta la autoestima, llevamos ya varias sesiones con este grupo. No vamos a conseguir nuestros objetivos si apenas nos conocemos entre nosotros. No es creíble lo que vamos a decir, si no nos conocemos al menos un poquito (ya llevamos entonces varias dinámicas de presentación).

Todos los miembros del grupo van a pasar por la silla, así que puedes pedir voluntarios para ocupar la silla central o designar tu mismo a alguien. En todos los grupos hay alguien que destaca por ser el más “lanzado”. A estos que les motivan los retos y las sorpresas puedes elegirle sin problemas.

Necesitas un pañuelo grande para taparle los ojos. A continuación, no mientras le tapas los ojos, después. Esto es importante siempre. Las actividades se explican con calma y procurando que todos los participantes se enteren de todo y hasta puedan preguntar. No se empieza ninguna dinámica sin que todos estén bien enterados.

El grupo busca en silencio las cosas bonitas que le van a decir a quien ocupa la silla

Deja claro que solo vale decir cosas buenas. Si ha habido algún problema con la persona que está en el centro, este no es el momento de decirlo. No es obligatorio que todos los miembros del circulo le digan algo al de la silla. Alguien debe empezar, anima.

La mecánica es sencilla: el primero que se decida debe acercarse al del centro y decirle al oído, lo que ha pensado para el. No es un secreto. No hace falta que sea en voz bajita, un tono normal, sin gritar pero que todos podamos oírlo.

Me encanta lo divertido que eres. Tu forma de implicarte con nosotros.

Fíjate si solo con esta pequeña frase, podemos ayudar a esta persona a pasar un mejor día.

Es un ejemplo, los miembros del grupo van a decir muchas cosas, alguna muy divertida, otros muy emocionantes. Siempre que hago esta actividad lloramos varios.

Ya sabes que debes dejar a todos los que quieran decirle algo al central. Si nadie sale, tu debes tener pensado algo que decirle para animar el tema.

Todos van a pasar por la silla de la autoestima

Puede ser que se te vaya el tiempo de las manos. Es bastante normal en esta actividad. No importa, puede ser una de las mejores dinámicas que hagas con este grupo.

Y es tan sencillo como esto. Cuando todos pasen por la silla y tengan su ración de piropos, se acaba el juego.

Esta actividad suele acabar una sesión. Incluso está bien para terminar la serie de talleres que hayas planeado. Recuerda que la organización es fundamental para el éxito de tus talleres. El lápiz y el folio son tus mejores aliados, casi no se necesitan más materiales.

Dinámica de autoestima con un folio y un lápiz

Uno de los objetivos que podemos tener con un buen ciclo de talleres en grupo es la mejora de la autoestima. Esta es una de las características que mejoran la calidad de vida del ser humano.

¿Por que no vamos a motivarnos para mejorar esta autoestima?.

¿Por que no vamos a hacerlo con una buena dinámica?.

Vamos a ver que tal nos sale

Esta actividad es tan sencilla como saber escribir

Esta dinámica es para cuando ya llevamos un tiempo trabajando al grupo y las personas ya se conocen, tienen algo que decirse. Yo la suelo dejar para el último día y casi como despedida. Te aseguro que es muy emotiva.

Los materiales que necesitamos son, por lo tanto, folios para todos y algo con lo que escribir. Bolis, lápices o rotuladores. Un pack por persona.

Haces que se coloquen en circulo, sentados es mejor. Como van a tener que escribir procura que puedan hacerlo con comodidad. Una silla de esas que tienen una pequeña mesita plegable es lo mejor. Pero lo que tengas a mano.

Lo primero que tienen que hacer los participantes es doblar el folio como si fuera un abanico. Los dobles tienen que tener el tamaño suficiente para poder escribir algo en cada doblez.

Haz un ejemplo y  luego verifica que todos estén haciendo bien su folio.

La siguiente tarea es que cada uno escribe su nombre en el primer doble del papel. Nos queda por tanto un papel doblado muchas veces, pero vemos el nombre del dueño de ese folio.

El siguiente paso es que cada participante pase su folio a la persona que está situado a su derecha. Por lo tanto, cada persona recibe el folio del que está a su izquierda.

Además ve el nombre de esta persona en el primer doble del papel.

Ahora viene el “meollo” del asunto. Hay que deshacer el primer doble del folio para escribir lo que te parezca de la persona que ha escrito su nombre en el folio.

Hay que dejar bien claro en la explicación que solo están permitidos los comentarios positivos. No pretendemos poner de mal rollo a nadie, todo lo contrario, queremos que se ponga en valor todo lo bueno de nuestra personalidad.

Una vez que cada persona ha escrito su comentario tiene que doblar el papel de tal manera que se vea el nombre, no su comentario, y el espacio donde tiene que escribir la próxima persona.

Hecho esto el folio debe seguir su camino, lo vuelven a pasar a la persona de la derecha.

Esta es la dinámica que debemos seguir para toda la actividad. El folio resultante debe estar lleno de comentarios positivos para su dueño.

Yo suelo explicar al final que eso, ese papel, es en gran parte, lo que somos. Lo que los demás ven de nosotros. Claro que tenemos claroscuros, como todas las personas, pero priman nuestras virtudes.

Ese simple papelito suele ser guardado como oro en paño ya que es portador de grandes elogios hacia su dueño.

Puede que te resulte un poco lioso hacer el papel como se debe para que funcione, bueno, más bien que yo lo explico un poco mal. No te preocupes que te pongo el vídeo de como se hace aquí mismo. Todo con imágenes es mucho mejor.

Naturalmente que esto no es todo, debes hacer culminar la sesión con las lecturas de todos los folios, esta es la parte más emocionante de toda esta dinámica de autoestima.

Dinámica de autoestima para niños

Que no solo es para niños, en realidad es para todos los públicos, pero en esta el componente juego está más marcado y la podemos catalogar como más apropiada para ellos.

Yo no pretendo ser psicólogo ni dar lecciones sobre ello en este blog. Pero creo que no digo ninguna tontería cuando escribo sobre la importancia de tener la motivación y autoestima alta. Es verdad que sin pasarse. A ver si vamos a salir disparados como Cristiano Ronaldo. Hablamos de valorarnos como somos; unas personas dignas.

Motivación y autoestima positiva, eso es lo que buscamos

Si, puede que el término autoestima positiva sea más acertada en este contexto. Vamos a por ella con este juego que te propongo. Vamos a llamarlo “servilletas de colores”.

Vamos a volver a poner a la gente en un corro, pero esta vez sentados, y mirando hacia adentro por supuesto. En el medio vamos a tener servilletas de tres colores. Rojas, blancas y azules por ejemplo. Los colores obedecen a un código que debemos explicar a nuestro grupo.

  • Servilleta roja,  pide ayuda.
  • Servilleta azul, petición de amistad.
  • Servilleta blanca, estamos diciendo que queremos ser como el (ahora te explico).

El juego empieza por un voluntario, o tu mismo, como dinamizador, puedes empezar. El primero se levanta y coge una servilleta del color que quiera para ofrecérsela a otro miembro del corro. Aquí es donde el código que has explicado tiene sentido.

Si la servilleta es blanca quiere decir que quiere ser como la persona a la que se la ofrece. Por que le gusta como es y le toma como ejemplo. Al menos en ciertas partes de su personalidad.

Si es roja, le está pidiendo ayuda para algo. El que recibe la servilleta roja se siente muy útil. Te aseguro que si tiene la autoestima baja, sube unos enteros.

Si es azul, está pidiendo amistad. Puede que haya gente que no haga amistades con facilidad. Después de unas sesiones con nosotros, se da cuenta de que su amistad es tan valorada como la de cualquiera. Solo hace falta parar nuestro ritmo normal de vida y mirar alrededor.

Naturalmente, tras el primer voluntario, sale otro y así. Debemos procurar que todos salgan a por una servilleta. Y además que todos los del corro tengan la suya.

Como ves este taller es muy sencillo y apenas necesita materiales. Si quieres mejorarlo puedes usar materiales reutilizables en vez de servilletas. Fichas de madera, pañuelos, o cosas así que usas en otras actividades. Yo siempre pienso en  el medio ambiente cuando organizo cualquier juego.

Puedes emplear esta dinámica con grupos de 10 personas. Si son más, quizás deberías pensar en dividir en dos corros.

Mejorar la autoestima no es cosa de un día ni de un juego

Ni de dos cuando hay un verdadero problema de falta de autoestima. Estas actividades son pinceladas que sientan estupendamente a las personas que las necesitan.

IMAGÍNATE A TI MISMO

Objetivo:
Hacer conscientes a los participantes de que la realización de sus proyectos futuros,
depende, en gran medida, de ellos mismos.
Duración recomendada: Aproximadamente, 60 minutos.
Materiales: Folios y lápices.
Desarrollo:
Esta actividad se basa en la utilización de técnicas de imaginería mental , las cuales son de gran utilidad para conseguir que las personas seamos conscientes de aspectos en los que nos es costoso concentrarnos por la carga emocional implícita que a veces poseen.
El dinamizador comenta a los participantes que en esta actividad van a pensar en el futuro y en cómo se imaginan a sí mismos dentro de algunos años. En primer lugar, deben cerrar los ojos e imaginarse a sí mismos dentro de 10 años. Cuando todos han cerrado los ojos, el profesor lee en voz alta las siguientes preguntas, cuidando siempre de dejar un tiempo entre pregunta y pregunta para que cada persona pueda pensar e imaginar las respuestas.

Las preguntas que debe realizar son las siguientes:

  • ¿Cómo te imaginas físicamente dentro de 10 años?
  • ¿A qué crees que te dedicas?
  • ¿Qué aficiones tienes?
  • ¿Con quién vives?
  • ¿Qué amigos tienes?
  • ¿Cómo es la relación con tus padres?»
  • ¿Tienes pareja?
  • ¿Tienes hijos?
  • ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
  • ¿Eres feliz?
  • ¿De qué te sientes más orgulloso?».

La fase de imaginación concluye y los participantes ya pueden abrir los ojos.
Después, pregunta al grupo en general si creen que ese futuro imaginado será necesariamente así o si puede ser de otra manera y, sobre todo, si creen que conseguir el futuro que desean es algo que depende en gran parte, aunque no totalmente, de ellos o si creen que no pueden hacer nada para acercarse a su futuro deseado. El dinamizador debe reconducir este debate hacia la capacidad que todos tenemos para aumentar las probabilidades de alcanzar nuestros objetivos.

No obstante, lo primero que necesitamos para alcanzar nuestras metas es saber a donde queremos llegar, qué queremos ser, cuáles son nuestros objetivos. Tener esto claro es haber recorrido ya la mitad del camino. El monitor debe motivar a los miembros del grupo para que valoren el poder y capacidad personales que tienen y la y necesidad de fijarse unos objetivos claros.

El sobre

 El facilitador reparte un sobre a cada participante. Cada uno de ellos deberá escribir su nombre fuera del sobre y pensar en tres defectos que consideren que tienen para después guardarlos dentro del sobre. A continuación, los sobres irán rotando para que todas las personas puedan escribir fuera del sobre las cualidades positivas de aquella persona. Finalmente, haz una reflexión sobre que si bien todos tenemos defectos, también tenemos muchas cualidades que el resto aprecia.

Naturalmente que esta actividad ha de realizarse cuando el grupo se conoce, pretender hacer esto con personas recién llegadas y recién conocidas es fracaso seguro.

Más material para hacer dinámicas de autoestima

Vídeos acerca de la autoestima

Por hoy me despido, espero que estas dinámicas de autoestima te hayan resultado interesantes y las puedas poner en práctica pronto. Puedes contarme lo que desees de este post u otros del blog de dinámicas de grupo, en los comentarios.

No te preocupes si eres el primero, alguno ha de ser.


Comparte y difunde

9 comentarios en «Dinámicas de autoestima bonitas y emocionantes»

Deja un comentario