Icono del sitio Actividades Chulas

Dinámicas cristianas

guía de dinamicas cristianas
Comparte y difunde

En nuestro blog de dinámicas grupales nos esforzamos mucho en mostrar juegos y técnicas de dinamización en empresas, campamentos y otras actividades, y hoy llega la hora de mostrar que estas técnicas valen también para otro tipo de reuniones como, por ejemplo, las reuniones de catequesis. Así que prepárate si te interesa este especial dinámicas cristianas que te hemos preparado.

Estas dinámicas cristianas que vamos a difundir (y otras actividades y juegos cristianos que puedes investigar por tu cuenta o incluso inventar o perfeccionar) son ideales para integrar a aquellos jóvenes que se sienten solos o que batallan para relacionarse con los demás miembros de la congregación. También , hacemos las cosas mas divertidas a la hora de presentarnos ante un publico  o simplemente , cuando queremos que aquella velada o grupo de catequesis tenga un ambiente mas relajado y participativo.

Ventajas de las dinámicas cristianas

Recomendaciones importantes

Lista de juegos cristianos divertidas

Juegos cristianos para niños

Los niños son una parte fundamental de la iglesia. Los maestros siempre están buscando formas de educarlos conforme a la ética cristiana. Es muy común que busquen recursos didácticos que los puedan ayudar con sus clases de escuela dominical, catequesis u otras razones. Por esto mismo, las dinámicas para niños son muy utilizadas para que ellos puedan aprender jugando o divirtiéndose. Queremos ofrecerte una pequeña selección que bien puede valerte para dinamizar tus grupos.

El rompehielos Mi favorito es…

`[amazon box=»B08DJ2B1GV»]

Instrucciones

El monitor organiza al grupo y lo coloca en un círculo sentando a los niños en el piso mirando hacia exterior del mismo. Saca la lista de cosas favoritas que llevas escrita previamente, por ejemplo: “mi comida favorita es la pizza”, y si esto coincide con las preferencias de un niño, se pondrá de pie y se dará la vuelta al lado contrario, es decir mirando hacia el centro del círculo. Según se vayan volviendo observarán a quiénes tienen los mismos gustos que él o ella y estos chocaran sus manos, en señal de compañerismo y reconocimiento.

En caso de que solo un niño se quede solo en alguna afirmación, el instructor le expresa un buen gesto o palabra positiva para que no se sienta avergonzado, también puede palmear la mano con el ya que los dos tienen los mismos gustos. Hay que recordar que estamos ante una recopilación de dinámicas cristianas y no buscamos ridiculizar o poner en evidencia a nadie.

Recuerda llevar la lista de cosas favoritas escritas con anterioridad para que en el momento no se te acaben las ideas, mira algunos ejemplos que yo uso:

Variantes: Al final de la actividad puedes hacer una breve reflexión sobre cuán diferentes somos, ya que todos tenemos gustos diferentes y sin embargo también tenemos muchas cosas en común que debemos poner en valor.

Carrera de ciempiés para ver la importancia del trabajo en equipo

Categoría: Trabajo en equipo
Objetivo: El fomento del trabajo, la organización y comunicación dentro de un equipo.
Distribución: Hacemos equipos de entre 6 a 10 personas
Material: Pañuelos o tiras de tela suficientes para atar los pies de los participantes
Tiempo: 30 a 60 minutos aproximadamente

Instrucciones
  1. Como dinamizador divide al grupo en equipos de entre 6 a 10 personas (según el tamaño de tu grupo), puedes hacer de 2 a 4 equipos dependiendo de la cantidad de personas y el tiempo disponible ya que cuanto menos equipos, más tiempo necesitará la dinámica. Cada equipo debe tener el mismo número de jugadores
  2. Después organiza a cada equipo para que se forme en fila y que elijan a dos participantes para que empiecen el recorrido que se les dirá a continuación. Los dos primeros participantes se deben atar por los tobillos de manera que la pierna de cada uno debe estar sujetada y unida por un pañuelo
  3. Una vez hecho esto deberán organizarse para ir caminando hasta una cierta distancia que el dinamizador elija. Tras llegar a esta meta y volver a la fila, eligen un compañero y se atan de manera que ahora sean tres unidos por los pañuelos en una línea horizontal. Así unidos deben realizar de nuevo el recorrido de ida y vuelta y volver por el otro compañero, así hasta que todos los integrantes del equipo estén atados juntos.
  4. Siguiendo esta mecánica gana el equipo que primero logre unir a todos los integrantes y hayan recorrido la distancia acordada

Como remate de esta dinámica cristiana realiza preguntas para interesarte sobre cómo se sintieron en esta actividad, si les costó trabajo, qué tuvieron que hacer para poder lograr el objetivo y si no lo lograron por qué creen que fue así.

Como dinamizadores debemos remarcar la importancia que ha tenido la organización y comunicación dentro del trabajo en equipo. En ocasiones la falta de comunicación u organización no permite que avancen todos juntos y esto también afecta directamente al trabajo en catequesis. Señala que cuando buscamos estrategias y nos organizamos podemos lograr las metas propuestas y continuar avanzando.

Variantes: Puedes olvidarte de la competitividad haciendo un solo equipo con todos los integrantes del grupo.
Recomendaciones: Realiza esta dinámica en un lugar abierto o sala amplia donde haya espacio suficiente para los participantes.

Dilo cantando

Este juego está entre los mejores de dinámicas cristianas divertidas

Instrucciones
  1. Pedimos a los participantes que se agrupen en equipos de 4 o 5 personas, cada uno de los equipos deberá cambiar la letra de una canción cristiana conocida, la letra tendrá que ser de acuerdo con el tema de la clase, reunión o estudio en el que estemos inmersos
  2. Estimula a los cantantes aficionados a que incluyan en la letra de la canción todo lo que han visto de la clase y lo que pudieron aprender
  3. Deja un tiempo, cada equipo pasara a cantar la canción que inventaron entre todos
  4. Con suerte, aparte de repasar la clase varios participantes darán conocer algún que otro talento y creatividad

Variantes: El numero de integrantes de cada equipo puede variar dependiendo del tamaño de tu grupo o del tiempo que tienes para hacer esta dinámica. Si hay varios dinamizadores o ayudantes podéis generar un concurso de canto con puntuaciones y todo.

Adivina el protagonista

Instrucciones

Recomendaciones: Esta técnica es mejor aplicarla en un grupo que ya se conozca desde hace algún tiempo ya que así hay más posibilidades de descifrar quien es esa persona que ha escrito la anécdota. Además en grupos nuevos no surge esa confianza necesaria para contar ciertas cosas (y más entre personas jóvenes).

Las preguntas explosivas

La dinámica que a continuación te presentamos te ayudará a animar a tu grupo de jóvenes en reuniones como campamentos, células e incluso clases bíblicas.

Instrucciones esta divertida dinámica para niños

Como dinamizadores pedimos al grupo que formen un circulo con todos ellos puestos de pie; un monitor hincha un globo con un hilo colgado de aproximadamente 40 centímetros y enciende con la punta del hilo colgante. A continuación les indica que irán pasando el globo a medida que respondan las preguntas que se les harán. Lógicamente el hilo se ira quemando hasta llegar al globo y reventarlo, los chicos deben contestar antes de que esto ocurra, en caso contrario al chico que le explote se le puede poner un reto o tarea divertida o bien continuar con la ronda de preguntas con un nuevo globo.

Variables: Se pueden meter dentro de los globos confeti, harina, un papelillo con premio, reto, castigo.. para darle al juego un toque de emoción extra.
Recomendaciones: Es importante recalcar las precauciones a los participantes para evitar algún accidente y sobre todo elegir el lugar adecuado para realizarla. Puedes llevar preparada una serie de preguntas para la dinámica, pueden ser sobre los temas tratados en la reunión o sobre cualquier otra cosa, tu decides por que esta divertida dinámica cristiana ya es tuya.

Dinámicas cristianas para adolescentes y jóvenes

Saludos y preguntas, dinámica de presentación

Instrucciones
  1. Para empezar con los saludos y preguntas, el dinamizador divide al grupo total en dos círculos con el mismo número de integrantes, van a ser concéntricos, un circulo estará adentro del otro y de forma enfrentada, los miembros de cada círculo se están mirando de frente.
  2. Se pone una canción y mientras suena la música los círculos van girando en dirección contraria, es decir, uno a la izquierda y el otro a la derecha, no hace falta correr que no queremos ningún mareado. Cuando el monitor para la música, cada persona queda con un compañero frente a él, entonces hay que saludarse con la mano, decir el nombre y contestar la pregunta que se les dirá de la siguiente lista:

3. Se da entonces un tiempo para que los dos que hayan quedado frente a frente compartan sus respuestas. Una vez resuelta esta primera pregunta la música vuelve a sonar, y los dos círculos giran nuevamente del lado contrario para que les toque con un compañero diferente.

4. Cada vez que se cambia de compañero, el monitor propondrá saludarse con alguna otra parte del cuerpo (codos, pulgares, pie, hombros, abrazo, etc.) y contestar claro otra pregunta diferente de la lista, por que tratamos de conocernos.

Variantes: Se pueden cambiar o agregar las preguntas que deseen, tomando en cuenta que sean preguntas para fomentar el conocimiento de los integrantes del grupo, si quieres enfocar más al tema religioso, introduce tus propias preguntas sobre historias de la biblia por ejemplo.

Recomendaciones: Hay que procurar no alargar demasiado la actividad así que hay que calcular el tiempo que se dará en cada ronda para contestar las preguntas.

Este tipo de recursos se utilizan con la finalidad de romper el hielo entre un grupo de personas. No es necesario que no se conozcan , también se puede aplicar simplemente para conocer un poco mas de nuestra clase, congregación o grupo de catequesis.

¿Qué me limita?

Los dinamizadores empiezan a repartir una hoja y un lápiz de manera individual a cada participantes, les decimos que se va a realizar un pequeño examen; se les dirán algunas preguntas y ellos anotaran las respuestas lo más rápido posible (conque apunten las respuestas está bien), hay que aclarar que se les va a dar un tiempo para contestar cada pregunta y cuando el tiempo termine tendrán que levantar la mano con la que están escribiendo, para no seguir. Las preguntas se contestan de manera individual y no se pueden copiar.
A continuación, te dejamos las preguntas que deberás hacer y el tiempo destinado para cada una de ellas:

  1. Escribe tu nombre completo (10 segundos).
  2. Escribe tu nombre, pero ahora con la otra mano (8 segundos).
  3. Escribe el nombre de 5 animales (5 segundos)
  4. Escribe 5 colores (5 segundos).
  5. Dibuja una casa (5 segundos).
  6. Haz un avión (5 segundos).
  7. Haz un caballo (7 segundos).

Lo normal es que preguntes, qué sentido tienen estas preguntas, bueno pues el objetivo de esta dinámica es que conectes estas preguntas con una buena reflexión sobre las respuestas que cada participante ha dado.

En cada pregunta vas realizando diferentes cuestionamientos, por ejemplo:

Reflexiones finales

El dinamizador puede como cierre de la dinámica preguntar ¿Qué es una idea? ¿Qué es una costumbre? ¿en que se basan nuestras ideas o costumbres? Y ¿Qué ideas o costumbres nos están impidiendo avanzar espiritualmente? ¿Cómo podemos modificar ciertas maneras de pensar o de ser para poder crecer espiritualmente?
Recuerda que el impacto que esta actividad puede llegar a tener en los participantes depende de cómo manejes y hagas reflexionar en cada pregunta.


Variantes: Si tienes algunas ideas de nuevas preguntas, adelante, puedes incluirlas a este examen.
Recomendaciones: Aplica esta dinámica a personas jóvenes o adultos, en estas edades se presta más para hacer una autorreflexión.

Déjame ayudarte

Desarrollando esta dinámica cristiana para jóvenes

Antes de empezar la actividad, el monitor debe enfatizar en que será necesario guardar la seguridad de todos los integrantes del grupo y evitar que algún compañero resulte lastimado.

Tras ello hay que convertir al grupo en un círculo, pedir a un participante que se quede en el centro del circulo con la venda en los ojos o estos cerrados. Debe colocar también las manos en el pecho.

Antes de empezar de verdad volvemos a comprometer al grupo con la integridad física del compañero, hay que hacerle sentir seguro y cuidado. Una vez dicho esto el participante del centro deberá dejarse caer hacia atrás de manera que uno o dos participantes del circulo deberán cacharlo con sus brazos.

Los integrantes del circulo deberán ayudar a su compañero a ponerse en el lugar correcto para dejarse caer, es decisión del equipo si lo cachara solo una persona o dos, esto puede variar dependiendo de las complexiones de cada miembro.

A la señal de sus compañeros el participante se dejará caer totalmente, confiado de que atrás no lo dejaran caer. Después, le tocara a otro pasar al centro y realizar los mismos pasos que el anterior participante, esto hasta que todos los integrantes del circulo hayan pasado.

El dinamizador, deberá permanecer atento a que el participante que esté en el centro se deje caer totalmente sin dar un solo paso para apoyarse o meter las manos. Si nota que algún integrante se muestra inseguro para dejarse caer deberá motivar a los participantes a darle la confianza adecuada al participante para que logre caerse sin temor.

Para cerrar la actividad podemos realizar las siguientes preguntas para fomentar la reflexión en el grupo:

Variantes: Si el grupo es muy grande, pueden hacerse dos círculos. Si no hay tanto tiempo, pueden pasar solo algunos integrantes del circulo al centro para acortarlo.

El oso Baloo

Recomendaciones: Aplicar la dinámica en grupos donde ya haya cierto grado de confianza.

Instrucciones 

El dinamizador debe organizar al grupo en forma de círculo y presentar el oso de peluche a los participantes y comenzar a contar una historia sobre él, la historia tendrá que ser de algún problema que el oso tiene.

Después de escuchar la historia, motivar a los participantes a decir unas palabras de aliento al oso. Cada que un participante le diga unas palabras tendrá que tomar al oso y asemejar que le está hablando a él.

Cuando hayamos dado la vuelta a todo el grupo, los participantes dirán las mismas palabras de aliento, pero ahora al compañero que tienen a la izquierda.

Es importante que uses este espacio para hacer reflexionar al grupo sobre lo importante que es dar siempre una buena palabra a las personas que nos rodean ya que muchas veces no sabemos los problemas por los que están pasando y nuestras palabras tienen el poder de matar o dar vida.

Variantes: Ninguna

Recomendaciones: Puedes poner música de fondo tranquila para amenizar más el ambiente.

¿Quién hace la línea más grande?

Instrucciones para jugar bien a esta dinámica cristiana
Cerrando el juego

Mas allá de la tremenda competición que se produjo con la actividad, se puede comentar con los chicos que cuando se trabaja en equipo, se unen esfuerzos, recursos y aptitudes de todos los miembros y eso te lleva más cerca de obtener al éxito que se busque.

En la vida real, la familia, la clase o en los grupos de catequesis debemos ser también miembros de nuestro equipo. A pesar de tener diferentes talentos, capacidades y actitudes podemos ponerlas para obtener resultados favorables en nuestros objetivos.

Variantes: Para un grupo pequeño que no se pueda subdividir se puede determinar un tiempo y una meta especifica que cumplir.

Recomendaciones: Deberemos elegir mejor un lugar amplio para que no tener problemas en el desarrollo de la actividad.

Construye torres

  1. Empezamos dividiendo al grupo en equipos de 4 o 5 personas. Cada uno de estos equipos deberá tener un espacio libre para acomodar los materiales y realizar su parte de actividad correspondiente
  2. A cada equipo se le reparte como 20 espaguetis crudos y 5 bombones medianos
  3. Se da la explicación de que cada equipo tendrá que realizar una torre, lo más alta que les sea posible y únicamente con el material que se les ha proporcionado. El monitor les da unos cinco. Otra norma es que las torres debe mantenerse erguidas como 3 segundos para que el objetivo se considere cumplido.
  4. Una vez terminado el tiempo y vistos los resultados todos nos sentamos tranquilamente en círculo. Hay que valorar el trabajo realizado en cada grupo. Es importante realizar preguntas a los miembros de cada equipo para valorar  las estrategias que usaron para montar las torres. También a los que no lo lograros, interesarnos por las dificultades que tuvieron y qué consideran que les faltó para lograr el objetivo

Se pueden tocar varios puntos importantes que dentro de esta dinámica se usaron y que también se ponen en práctica dentro de la vida diaria tales como: la comunicación, la colaboración, unidad, persistencia, etc. La profundidad que se le dé a cada punto es tarea del dinamizador.

La silla colaborativa

Hay que formar equipos de 9 personas y entregar una sola silla (pero resistente) para cada equipo se le entrega una silla. Todos los miembros del equipo deberán acomodarse en la silla sin tocar el suelo, durante cinco segundos. Desde luego no es nada fácil pero es un objetivo que puede cumplirse

También debemos explicar bien que no estamos ante una dinámica de competición, no habrá ganadores ni perdedores. Simplemente habrá que estudiar las estrategias de los que lo lograron y los que no, que hicieron unos y otros para aprender entre todos.

Puede que sea el momento de hacer una segunda ronda e intentar aplicar lo aprendido.

Variantes: Puedes poner un tiempo límite para realizar esta tarea y generar el trabajo en equipo bajo presión, cuestión que puede llegar a darse dentro de un grupo.

Rompiendo barreras

A menudo, cuando se trabaja con un grupo grande de personas, se puede observar que muchos de los problemas vienen ocasionados por una falta o inadecuada de comunicación.

Desarrollo
  1. Empieza por organizar a tu grupo en un círculo, cuando todos estén posicionados pídeles que observen a los que están a su alrededor, deben elegir a una persona con la que deseen conversar durante la siguiente hora.
  2. Cuando las parejas están formadas tendrán un tiempo de 5 minutos para responderse mutuamente algunas preguntas que el dinamizador vaya indicando.

Además, con cada un cambio de pregunta la pareja deberá ponerse en la posición que se le indique.

Un ejemplo de pregunta y posición

Pregunta 1: ¿Cuál es uno de tus mayores sueños o metas que no has cumplido y por qué? Posición: Frente a frente.

Así la pareja se pone frente a frente, mirándose a los ojos y comenzando a dialogar sobre la pregunta que se les ha hecho. Tendremos como cinco minutos o menos, según considere el monitor, para responderse mutuamente.

Más ejemplos de preguntas y posiciones

¿Cómo y a dónde serían tus vacaciones perfectas? Posición: hombro con hombro.

Posición: arriba-Abajo (Primero un participante se sube arriba de una silla y el otro se pone frente a él, pero sentado en el piso, a la mitad del tiempo intercambian lugares).

¿Cómo te ves en 10 años? Posición: espalda con espalda

¿Cuáles son algunos de los sueños repetitivos que tienes?

Posición: escribiendo (primero uno de los participantes, toma una hoja y un lápiz y finge estar escribiendo mientras su pareja le contesta la pregunta, después el que ya contestó toma la hoja y el lápiz y escribe mientras si compañero le responde.

 Cosas que te molesten mucho. Posición: en distancia (cada integrante de la pareja se debe poner a una distancia de más o menos 3 metros, así es como conversarán).

Si tuvieras 3 millones de Euros (la moneda de tu país), ¿qué harías? Posición: móvil (uno de los integrantes responde primero mientras que el otro se pone a ver su teléfono, luego el que ya contó toma el móvil y mientras el otro compañero le está hablando, este mira su pantalla.

¿Qué es lo más vergonzoso que te ha pasado?

Resolución final

Al final de las preguntas, todas las parejas se vuelven a poner en círculo y el dinamizador comienza la reflexión: ¿Creen que hubo una buena comunicación durante esa hora? ¿Por qué? ¿En qué posición les pareció más difícil comunicarse? ¿Alguna vez se han sentido así en la vida real con alguien? ¿Qué barreras creen que existen entre las personas que evitan que haya una buena comunicación?

Con base a las respuestas del grupo, se concluye reflexionando sobre las barreras de la comunicación que surgen entre un grupo de personas (en este caso los miembros de la iglesia) que pueden detener el avance y el cumplimiento de alguna meta o propósito, como por ejemplo: la falta de contacto visual, el ruido y las posturas corporales.

Recomendaciones: Usar un lugar espacioso si es un grupo muy grande para que los integrantes se pueden distribuir con libertad. Las preguntas pueden ser diferentes, al igual que las posiciones.

El mensaje secreto

Desarrollo

Para empezar dividiremos al grupo en subequipos con el mismo número de participantes y se les pide que se coloquen en una fila por equipo. Cuando logras colocar a todos, enseñas al ultimo de cada fila un dibujo sencillo, algo así como una flor, una casa, una fruta… Esta persona se encarga de pasar la información realizando el dibujo con el dedo en la espalda del compañero y así sucesivamente hasta que el mensaje llegue al primero de la fila quien dibujará el resultado en un folio, más bien lo que este haya entendido claro.

Al final, se revisan los dibujos de todos los equipos y gana quien se haya acercado más al mensaje original.

Variantes: En lugar de los dibujos se pueden realizar mímicas para comunicar un mensaje, así puedes incluir algún personaje relacionado con la religión, parábola o historia de la biblia.

El cartero

El dinamizador forma un círculo con los participantes, cada persona debe estar sentado en una silla. El monitor dice la siguiente frase: “traigo carta para todos aquellos que lleven reloj”,  entonces todos los que tengan puesto un reloj deberán cambiar de silla. Es importante que los participantes no se cambien simplemente a la silla de al lado sino que busquen acomodo un poco más lejos y haya más movimiento. El instructor identifica al último participante que se haya sentado y le lanza una pelota. Este rezagado debe colocarse en el centro del círculo y contarnos algo sobre su vida. Algo simple como sus aficiones, sus estudios, sus deportes y cosas similares.

La dinámica se repite cuantas veces se considere necesario, aplicando más variantes del cartero. Puedes ser muy creativo mencionando no solo rasgos físicos sino personales, como por ejemplo: “traigo una carta para todos aquellos que les guste los tacos”, “… se bañaron el día de hoy”, “…tienen una mascota”, etc. La persona que está en el centro debe buscar acomodo en una silla también si no quiere repetir en el centro.

Variantes: Cuando algún participante sea el último en sentarse más de una vez puedes darle la oportunidad de que él pregunte al dinamizador algo en especial, de esta manera se fomenta el conocimiento de ambas partes.

Recomendaciones: Anticípate a llevar una lista de preguntas para que la dinámica fluya mucho mejor. Procura poner esta dinámica en un espacio amplio para que los participantes puedan moverse con libertad.

Dinámicas cristianas para adultos y mayores

Aunque observarás que muchas de las anteriores valen para todas las edades, en realidad solo tienes que adaptar un poco para llegar a todos.

La isla dinámica cristiana de presentación para mayores

Esta, que yo llamo la isla me gusta ponerla en práctica sobre todo con los mayores. Es una técnica que permite al grupo, no solo conocerse, además ejercitar la memoria de los participantes. Es muy sencillo:

Colocamos al grupo en un circulo, todos miramos hacia dentro y tu formando parte también del mismo.

Vas a entender muy bien de que va el juego con esta frase con la que debes empezar a jugar.

Me llamo Fran y a una isla desierta me llevaría un balón.

No digas Fran, di tu nombre claro, y si no te quieres llevar un balón, llévate un libro, o lo que quieras claro.

El siguiente dice:

Fran se lleva un balón a la isla. Yo me llamo Alba y me llevo unas gafas de sol.

Al tercero se le complican más las cosas:

Fran se lleva un balón, Alba se lleva unas gafas de sol. Yo me llamo Carlos y me llevo mi Ps4.

Cuanto más se complica la actividad más tenemos que ayudar

Efectivamente, llegará un momento, cuanto mayor sea el grupo, que va a resultar difícil memorizar todo lo que hay que decir. Hay es cuando esta dinámica empieza a ser también de cooperación. Entre todos, nos vamos a ayudar a recordar nombres y objetos.

15 o 16 personas está bien para esta actividad, más es aburrido (aparte de muy difícil de memorizar).

Si lo haces con personas mayores, recuerda lo importante que es la paciencia. Además, hay que recordar que no es una competición, y todos lo hacemos bien. Es importante que no parezcan inútiles si no recuerdan algo.

Se apaga la cerilla

Coloca al grupo formando un círculo, da igual que estén sentados o de pie. Enciende la primera cerilla y se lo das a un integrante del círculo, este lo tiene que pasar al de la derecha diciendo la siguiente frase: “encendido te lo doy, encendido lo darás, si en tu mano se apaga un versículo dirás”, así el participante a quien se la apague el cerillo tendrá que decir un versículo.

Procuraremos aplicar este recurso con participantes que tengan un conocimiento considerable de textos bíblicos para evitar que los versículos se repitan o dejar en “jaque” a los participantes. Pero si quieres abrir el abanico lleva preparado algún material.

Recomendaciones: Realizar esta dinámica en espacios cerrados y donde no haya mucho viento para evitar que el fuego se apague rápido. También recomendamos que tomes las debidas precauciones para que no vaya a ocurrir ningún accidente , debido a que las personas se entusiasman mucho en el juego y olvidan que pueden llegar a quemarse los dedos o algo similar.

 Canciones del recuerdo: Dinámica para adultos mayores

Es importante crear espacios para que nuestros mayores se sientan importantes y activos para seguir desarrollando sus capacidades físicas, cognitivas y sociales. Esto se puede conseguir por medio de diversas dinámicas enfocadas especialmente para personas de esta edad.

Esta actividad es ideal para eventos con personas mayores donde se pretenda crear un ambiente cordial y llevar a los participantes a compartir anécdotas o recuerdos divertidos e importantes en su vida y así generar un mayor conocimiento grupal o simplemente pasar un rato muy divertido.

Empezamos por repartir lápiz y papel a cada participante y reproduciendo en el equipo una canción. Cuando termine, deberán escribir tres palabras sobre algún recuerdo, sensación o pensamiento que les generó esa canción. Al término de cada canción los participantes compartirán con el grupo lo que escribieron. Es importante que, como dinamizadores, mantengamos una actitud agradable y de confianza hacia los participantes con el fin de que se sientan escuchados y valorados por lo que dicen.

Variantes: Valora el intercalar canciones con una serie de imágenes de acuerdo a tu grupo y dirigirlos a compartir las sensaciones o recuerdos que les provoquen dichas imágenes.

Recomendaciones: Elegir una lista de mínimo cinco canciones que sean acorde a la edad del grupo, como por ejemplo algunos coros de antaño que seguramente todos conocen, o bien, alguna canción típica de tu cultura.

Más juegos cristianos en estos enlaces:

Y hasta aquí llega nuestro artículo que hoy hemos dedicado a las dinámicas cristianas, esperamos haberte enseñado o recordada alguna actividad interesante que puedas aplicar pronto para cohesionar grupos. Ahora te dejamos con nuestro blog de dinámicas grupales y actividades chulas.


Comparte y difunde
Salir de la versión móvil