4 Dinámicas apropiadas para chicos con TDAH

Todos los que nos dedicamos al sector del ocio y tiempo libre con chicos en edad escolar sabemos de las dificultades que los niños y adolescentes con TDAH suelen encontrar en el ámbito de las habilidades sociales, por carecer de ellas, del conocimiento para relacionarse de la manera adecuada dependiendo del ámbito en el que se desarrollen: hogar, escuela, amigos, etc.

Aunque no siempre sucede se ha encontrado que los niños con TDAH presentan habilidades interpersonales deficientes, en comparación con sus iguales.

El siguiente artículo te propone una serie de dinámicas encaminadas al conocimiento y descubrimientos del propio niño frente a los compañeros del grupo. Si te interesa el tema y crees que te puede valer en tu trabajo diario o tu relación con el TDAH, sigue leyendo.

Dinámicas de presentación y comunicación para chicos con TDAH

El objetivo de todas las dinámicas que paso a exponerte es el fomento de las relaciones personales entre los miembros de un grupo. Podemos hacerlas entre chicos con las mismas, o parecidas circunstancias, o si solo tenemos a un chico con diagnosticado con TDAh en el.

Hay que tener en cuenta que no pretendemos nada más que esto que enuncio arriba, si no tenemos los conocimientos necesarios no podemos actuar más. Nuestra intervención es en el ámbito del ocio e intentar que estos chicos se encuentren cómodos con nuestro grupo.

Nos saludamos

En esta primera actividad, invitamos a los niños a moverse libremente por toda la clase, podemos poner música, alguna canción que a ellos les guste, para crear un clima más relajado que invite a la participación. La dinámica consiste en que ellos se digan”Hola”, se pregunten ¿Cómo estás?`, se den un abrazo o choquen la mano cuando se encuentren de frente con un compañero, dependiendo de las instrucciones que nosotros vayamos dando. Hay que ir modulando la efusividad, de menos a más, tal como te hace en este vídeo:

Con esta primera dinámica pretendemos romper barreras, que se relajen y se rían, que va a ser algo que va a ocurrir, y que pierdan la reticencia o el miedo a la relación con el grupo en el que han de integrarse.

Me defino, conociéndose a uno mismo

Para que podamos crear, como hemos marcado anteriormente, un clima de confianza y respeto, es imprescindible que los niños se conozcan, y se dejen conocer, que es algo indispensable. Para ello, en esta segunda dinámica, proponemos a los niños que continúen desplazándose libremente por el aula, y que cuando digamos el nombre de uno de ellos, deben decir un adjetivo que lo defina en voz alta. Esta es la instrucción principal, y con ella vamos observando también el autoconcepto y la percepción personal de cada niño. La segunda instrucción que debemos darles antes de comenzar será que deben escuchar a sus compañeros, estar atentos a los adjetivos que emplean para describirse, ya que a continuación de esta dinámica podemos hacer otra relacionada.

Esta consiste, apoyándonos en la pizarra digital, por ser un medio muy atrayente para ellos, elaborar una lista con el nombre de cada niño que deben completar los compañeros con los adjetivos que cada uno de ellos han ido diciendo en el desarrollo de la dinámica anterior.

Debatiendo un tema peliagudo

Con las dinámicas anteriores hemos creado un clima de confianza y conocimiento del resto de compañeros, algo muy propicio para el desarrollo de la siguiente actividad.

Nos sentaremos en círculo, creando un ambiente colaborativo. Contaremos una situación, en la que les diremos que deben imaginarse que estamos en un barco que se hunde, y solo contamos con un salvavidas. Ellos deben pensar y argumentar por qué deben quedarse con el salvavidas por encima de sus compañeros. Luego, a continuación, ellos deberán debatir y decidir, cuál de las respuestas es la mejor y porqué.

El propósito de esta segunda dinámica relacionada con la primera, es el comienzo del desarrollo de la actitud y el pensamiento crítico, la decisión de quién debe salvarse y porque´ y que deba ser consensuada entre todos nos ayudará en eso.

Me dejo conocer

Para finalizar propondremos a los chicos que elaboren uno a uno una lista de cualidades personales en una pizarra o un lienzo en la pared. Cuando lo hayan hecho, deberán explicar el porqué de cada característica o adjetivo, y los compañeros podrán hacerles preguntas sobre ello. En ocasiones puede que encontremos dificultades a la hora de que de manera autónoma realicen estas preguntas, por lo que quizá deberemos guiarlas nosotros, o comenzar nosotros mismos interesándonos por esas características.

Más enlaces sobre el Trastorno de Atención e Hiperactividad

Y hasta aquí llega nuestro artículo de hoy, espero que te haya entretenido y resultado al menos un poco útil, tampoco pretendemos mucho más. Si tienes algo que aportar, algún comentario, duda o sugerencia, no dudes en dejarla en la zona destinada para ello un poco más abajo. Prometemos contestar a todo. Mientras tanto puedes seguir leyendo algún otro artículo en este blog de actividades al aire libre, dinámicas de ocio y tiempo libre y actividades de aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *