Tiempo de mochilas…el reto anual

Comparte y difunde

Cada año los padres se enfrentan a una, a veces, polémica y difícil elección: el reto de elegir la mejor mochila para el curso escolar. Hijos y progenitores contraponen sus gustos e intereses en la compra de la herramienta mediante la cual el niño se enfrenta al entorno escolar.

Bromas aparte hoy vamos a hablar de un tema que realmente es más serio de lo que parece; la mochila escolar, así que si te interesa el tema, sigue leyendo.

La mochila no es atrezzo

Es una herramienta de transporte mediante la cual los niños llevan su material escolar hasta el centro de estudios, por lo tanto está claro que hay que mirarla desde el punto de vista técnico. Las principales características de las buenas mochilas deberían ser estas:

  • Buen material, que no se dañe fácilmente y no dure solo el primer año
  • Con refuerzos y acolches en las correas de los hombros para la comodidad de los niños. Además, cuanto más anchas sean mejor, así se soporta mejor el peso.
  • Un cinturón adicional previene malas posturas.
  • El respaldo reforzado es bueno para proteger el material de posibles caídas.
  • Una parte interior rígida y preformada garantiza que los libros y cuadernos no se plieguen (aunque se apoyen en sitios no muy seguros.
  • Si el niño es muy pequeño hay que evitar que tenga muchos compartimentos, pero si ya es mayorcito es mejor que tenga separaciones, así va aprendiendo a organizarse.

Pero es algo más que una simple herramienta

No se cuantos años tienes pero quizás no te acuerdes bien de lo que puede significar una mochila escolar para un niño; es parte de su identidad hacia los demás. Vale parece muy rimbonbante pero es verdad en muchos casos.

La mayoría de los niños ven en la mochila algo que les diferencia de los demás, pueden llevar una con los personajes Marvel favoritos o con la heroína más valiente de todos los tiempos… o con motivos florales… o solo del color negro más intenso.

Creo que como padres debemos tener en cuenta los aspectos técnicos de las mochilas pero, al mismo tiempo dejar a criterio del niño el diseño y los colores de la misma.

Elegir mochila debe ser una actividad conjunta

Igual que elegimos película que ver en el fin de semana toda la familia o vemos cual puede ser el mejor lugar para pasar las vacaciones, el niño debe tener voto para elegir la mochila con la que convivirá durante, al menos, un curso. Además esto le ayuda en su proceso de madurez, en su aprendizaje de vida.

Por cierto, si decides comprarla de manera online puedes destilar una doble educación; el tema de la elección de la mochila, por un lado y el tema de enseñar a tu hijo a navegar de forma segura a la hora de comprar por internet. No pasa nada por que empiece a familiarizarse con el tema y si lo hace con sus progenitores, mejor. Todo es mejor aprenderlo de una forma guiada y con buenos consejos.

¿Me he vuelto a poner intenso?, perdón, pero es que todo lo relacionado con la infancia es más serio de lo que parece. Muchas veces se necesita darle un par de vueltas a todas las decisiones, no solo por sus implicaciones presentes, también por las futuras, a largo plazo.

Y hasta aquí llega nuestra formación de hoy, espero que te haya entretenido y resultado al menos un poco útil, tampoco pretendemos mucho más. Si tienes algo que aportar, algún comentario, duda o sugerencia, no dudes en dejarla en la zona destinada para ello un poco más abajo. Prometemos contestar a todo. Mientras tanto puedes seguir leyendo algún otro artículo en este blog de actividades al aire libre, dinámicas de ocio y tiempo libre y actividades de aventura.


Comparte y difunde

Deja un comentario

Volver arriba