Perfil y funciones del monitor de ocio y tiempo libre

Comparte y difunde

Un saludo soy Fran Rodríguez, monitor de ocio y tiempo libre, coordinador de actividades infantiles y juveniles, creador de la web Misdinamicas.com y últimamente he escrito el libro Cohesión de grupos mediante el humor.

Si has llegado hasta aquí es por que buscas información sobre las funciones y perfiles del monitor de ocio y tiempo libre, o monitor de actividades infantiles y juveniles, u otra denominación parecida. Bien por que vas a hacer el curso de monitor, bien por que eres un formador que imparte este tipo de cursos y buscas nuevas ideas para tus clases.

En cualquier caso bienvenido, voy a aclarar lo mejor posible estos conceptos básicos sobre este trabajo, esta vocación diría yo, vamos con ello.

Definición de tiempo libre y ocio

Creo que lo primero sería dar una definición sobre que es exactamente un monitor definiendo lo que entendemos por ocio y tiempo libre.

Cuando se habla de ocio y tiempo libre se suelen asociar dichos conceptos como si de sinónimos se tratasen, sin embargo, se debe tener en cuenta que aun existiendo una estrecha relación entre ambos conceptos, se trata de concepciones diferentes:

El tiempo libre se define como un tiempo fuera de las obligaciones personales, o lo que es lo mismo, el tiempo que queda tras haber satisfecho todas las necesidades y obligaciones.

Por su parte, el ocio durante el tiempo libre, implica la forma en la que se ocupa dicho tiempo libre; Esta forma, implica la realización de actividades que reportan una satisfacción personal, y que se realizan de forma libre y voluntaria.

El tiempo libre aparece como el continente mientras que el ocio se manifiesta como su contenido.

Aclarando: acabas la jornada laboral o de estudios y tienes tiempo libre. Dispones de él como quieras y le ocupas con actividades de ocio. Si te tumbas en el sofa, te tumbas en el sofá en tu tiempo libre, si enciendes la consola y empiezas a jugar, estás haciendo una actividad de ocio.

Si a estos términos unimos los de actividades infantiles y juveniles tenemos un concepto relacionado con la educación no formal, que es en realidad lo que hacemos los monitores: educamos en el ocio y tiempo libre saludable, desde un punto de vista educativo.

De hecho el convenio que rige nuestra actividad profesional es el de ocio educativo y animación sociocultural.

Las funciones del monitor de ocio y tiempo libre son:

– Conocer el ambiente, entorno y grupo en el que desarrolla su acción.

  • Realización de un “análisis de la realidad”
  • Detección de necesidades
  • Actuar como receptor de demandas

– Conocer y poner en práctica recursos (materiales, técnicos o personales) que impliquen la consecución de objetivos. El principal objetivo es el del correcto funcionamiento de su grupo, para ello debe:

  • Llevar a cabo las actividades.
  • Fomentar el trabajo en equipo, la cooperación y el consenso.
  • Potenciar las habilidades humanas y creativas del equipo.
  • Actuar en la resolución de conflictos.
  • Fomentar las potencialidades de cada uno.
  • Asesorar, orientar, aconsejar, supervisar, adaptar, reconducir, motivar, y en general estar alerta tanto del equipo de trabajo, como de la actividad y fundamentalmente de las personas que disfrutan de la actividad.
  • Facilitar las relaciones interpersonales, potenciar la comunicación y crear un clima positivo en el grupo.
  • Estimular la creatividad y la autogestión del grupo.
  • Evaluar. Ver que fallos hemos tenido, que cosas se pueden mejorar

Las funciones del monitor explicas de forma breve y sencilla

Para ser un buen monitor de ocio y tiempo libre debemos Conocer a los participantes, Saber qué pretendemos (objetivos), Estar motivados e ilusionados y Tener características personales adecuadas.

Cualidades personales del dinamizador

Antes de seguir me gustaría plantear una cuestión: ¿todas las personas valen para ser monitores? Para mi se han de reunir una serie de actitudes personales básicas que te van a facilitar mucho la tarea:

  • Una personalidad fuerte y controlada. Has de saber en que dirección han de ir las actividades y no perder el control cuando se te ponga a prueba.
  • Igualdad de carácter. Tener altibajos emocionales que los demás puedan ver desconciertan a los usuarios, más a los niños.
  • Actitud democrática, que se va adquiriendo con la vida.
  • Madurez psicológica y afectiva, equilibrio y sentido común
  • Espíritu abierto, flexible, acogedor y tolerante
  • Desinterés y entusiasmo, si los participantes en tus actividades no te ven entusiasmado no pretendas que ellos si lo estén
  • Optimismo y paciencia (y más con niños)
  • Iniciativa
  • Sentido de responsabilidad
  • Capacidad para el diálogo. Sobre todo cuando surge el conflicto
  • Objetividad para evaluar

Esto en cuanto a valores o cualidades personales, luego en la capacidad profesional yo exijo lo siguiente:

  • Capacidad para expresar ideas en grupo. Seguro que no hace falta tener una altísimo nivel de oratoria pero hablar en público es fundamental
  • Capacidad de escuchar.
  • Expresar de forma positiva emociones y sentimientos.
  • Afrontar y resolver conflictos interpersonales, tratamos con grupos y vamos a tener que gestionar encontronazos seguro
  • Hay que saber afrontar las críticas, de hecho diría que solo se aprende de los errores.
  • Tiene que tener capacidad para motivar y animar al grupo.
  • Disponer de una amplia gama de técnicas, juegos y dinámicas. Y si sabes hacerlo sin apenas recursos o materiales, mejor que mejor.
  • Capacidad de planificación y de improvisación. Las dos cosas son imprescindibles, sin planificación no somos nada y necesitamos saber improvisar para cuando los planes salten por los aires.

Vamos con los tipos de monitor / animador

Cada dinamizador realiza su trabajo conforme a su temperamento, algunos somos autoritarios, otros bonachones otros conciliadores o democráticos. Pero nadie puede ser encasillado a priori en ninguno de estos grupos, al menos totalmente. Algunos vamos a ser más autoritarios que otros, pero a veces somos bonachones… Lo importante es que cada uno sepa cuáles son sus tendencias y trate de corregirlas si no son pertinentes en cada momento.

Hay que tener en cuenta que hoy día, afortunadamente, se cree que es el monitor democrático el que más encaja en los proyectos educativos actuales que fomentan el crecimiento y desarrollo de las personas y grupos. Pero a veces, en la vida real de un grupo, en unas convivencias, en un campamento, se hace necesaria la aparición de rasgos autoritarios para un correcto funcionamiento a corto plazo.

Esto que expongo a continuación es una caricatura ya que, como he dicho antes, nadie tiene unos rasgos de personalidad tan marcados, pero espero que nos valga para hacernos una idea.

Monitor autoritario: Lo prevé todo de antemano y apenas discute de ello con el grupo. Si acaso se debate sobre un objetivo ya escogido por el. Trata de imponer su opinión. Decide de manera unilateral procedimientos y actividades e informa de ello al grupo pero sin esperar que le den sugerencias. No acepta desviaciones de ningún tipo lo que puede provocar abandonos. Este método de trabajo puede parecer muy eficaz en el corto plazo pero no es sostenible a la larga. Suele rehuir de la evaluación o darla poca importancia, evita que se cuestione su papel y actitudes. Teme las reacciones del grupo.

Monitor democrático: prevé ciertas cosas de antemano y discute de ello con el grupo para introducir mejoras o cambios, da a todos la oportunidad de dar su visión sobre objetivos y actividades. Propone un abanico de actividades y procedimientos posibles.  Está claro que los comienzos pueden parecer lentos pero generan dinámicas más sanas con un clima distendido de confianza y amistad. El reparto de tareas se hace en común, todos toman iniciativas y asumen responsabilidades. Este monitor concede gran importancia a la evaluación y escoge con el grupo los mecanismos de la misma, no la teme ya que si resulta perjudicado en ella agradece la oportunidad de poder mejorar.

El monitor bonachón no prevé prácticamente nada más que el punto de encuentro. Plantea los asuntos de un modo muy general y deja que el grupo vaya a su aire, es muy probable que esto deje en los líderes naturales la dirección del grupo. Esto va a generar frustración en los demás seguro. En ocasiones genera el que haya aislamiento de determinados miembros. Deja hacer y al final son siempre los mismos los que se salen con la suya. No piensa en evaluaciones, o de un modo muy general y superficial lo que no sirve para aprender nada.

Repito que esto se acerca a la caricatura y lo importante es conocer estos comportamientos en los que podemos caer y alejarnos de los que no nos gusten, los que no nos hagan crecer como monitores.

En mi opinión una sana mezcla de estos tres tipos de monitores es lo ideal por que depende de las situaciones. Hay que tener muy claros los objetivos a cumplir, hay que guiar al grupo en las elecciones, hay que hacer y dejar hacer, enseñar a decidir  A TODOS, ser democrático pero hacer cumplir los objetivos… y ser un bonachón zanguanguo cuando haga falta.

Perfil y funciones del monitor en un solo vídeo

En este recurso de nuestro canal de YouTube tienes todo lo mencionado en este artículo y los vídeos que te he regalado, por si prefieres verlo de una vez y de viva voz:

Y hasta aquí llega nuestra formación de hoy, espero que te haya entretenido y resultado al menos un poco útil, tampoco pretendemos mucho más. Si tienes algo que aportar, algún comentario, duda o sugerencia, no dudes en dejarla en la zona destinada para ello un poco más abajo. Prometemos contestar a todo. Mientras tanto puedes seguir leyendo algún otro artículo en este blog de actividades al aire libre, dinámicas de ocio y tiempo libre y actividades de aventura.


Comparte y difunde

Deja un comentario

Volver arriba