Resolución de conflictos de la A a la Z

De la resolución de conflictos vamos a hablar en este artículo. Yo lo suelo aplicar para niños en los campamentos de verano y demás actividades parecidas.

Y la verdad es que con los niños es fácil detectar estos roces, no suelen tener dos caras y exteriorizan rápidamente su enfado.

Pero este tipo de cosas existen en todos los grupos de personas, tengan la edad que tengan.

Los conflictos son inherentes al ser humano.

Lo primero decirte que los conflictos son inherentes al ser humano. Van con nosotros desde el momento que somos animales sociales, tenemos familia, trabajamos codo con codo con otros…

Así que, como cada uno tenemos una visión subjetiva y distinta de casi todo, lo normal es que esos pequeños roces diarios degeneren en conflictos tarde o temprano. Y esto solo quiere decir que somos humanos.

Pero esto no quiere decir que haya que dejar que esos pequeños conflictos degeneren en situaciones insostenibles que a veces llegan a insultos y violencia.

O a no hablarse. Si, puede que los protagonistas no lleguen a esas situaciones indeseables, pero no se hablan entre ellos y esa nula interacción genera molestias a los que están a su alrededor, ya sean familiares, amigos o compañeros de trabajo. Esto por lo tanto tampoco es aceptable.

Resolución de conflictos desde el principio.

Vamos con una lista de cosas que debemos hacer en cuanto detectamos el problema.

Calma.

Lo primero es tranquilizar el ambiente. La tormenta de la excitación no es buena para solucionar problemas. Lo primero que debes hacer es calmar las cosas. Exigir tranquilidad para poder escuchar y hablar.

Escuchar a las partes.

No dejes que los prejuicios nublen tu entendimiento. Escucha con ecuanimidad a las partes. Para resolver la situación antes hay que esclarecerla convenientemente.

Además debes quitar hierro a las palabras hirientes de las partes. No estaría de más que dijeras por ejemplo «lo que quieres decir es…». Quitando insultos y reproches excesivos.

Intentar la resolución de conflictos.

Inventar una solución admisible para los partes. Sondea que les parece esa solución amistosa y consigue la promesa de que van a intentar resolverlo de esa manera.

Un apretón de manos.

O incluso un abrazo deben ser buenas para sellar el acuerdo. Aunque a veces no es una buena idea. Debes valorarlo y a veces solo el instinto te ayudará.

Esta es mi lista ordenada de tareas a realizar para solucionar esas situaciones tensas. Pero además te dejo unas dinámicas que deben ayudarte en el tema.

Resolucion de conflictos imagen

Dinámicas para resolver conflictos.

Con estas actividades se pueden resolver conflictos de una forma amena y divertida, dando además una lección a los presentes, no solo a los protagonistas del conflicto.

Contar la historia.

Básicamente es contar una historia basada en el conflicto acaecido. La idea es normalizar la situación a través de ese cuento. Puedes introducir los nombres de los protagonistas en el cuento, en tercera persona, así pueden ver la situación desde fuera.

El final del cuento debe ser colaborativo, los presentes van a ir dando soluciones al problema en si.

Debes preguntar a los protagonistas reales si están de acuerdo con esas soluciones y si creen que lo pueden llevar a cabo.

El juicio.

Haz público el conflicto a los demás miembros del grupo como si fuera un juicio. Llama a declarar a las partes, a hipotéticos testigos.

No tienes por que hacer de juez que dicte sentencia, la solución puede venir de un jurado que has organizado. Quizás sean ellos los que aporten soluciones al problema tras la deliberación correspondiente.

El cambio de roles.

Las partes han de hacer de actores de si mismos e interpretar el problema que les ha llevado hasta ahí. Una vez hecho esto, debe de haber un cambio de roles. para interpretar al «contrario».

Una vez hecho esto los participantes han de aportar una solución al problema.

Existen otras soluciones como las sillas de pensar, un guiñol, etc. Yo te he propuesto aquí las que más me gustan.

Más enlaces sobre la resolución de conflictos.

Y de momento nada más, espero que este artículo te haya entretenido e ilustrado un poco. Que hayas recordado buenas dinámicas para tus próximas actividades. No pretendo mucho más. Muchas gracias por haber llegado hasta aquí y sigue leyendo este blog sobre dinámicas de grupo, actividades al aire libre, risoterapia, team building y viajes chulos.

Síguenos para estar al día de todas las dinámicas de grupo
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *