Icono del sitio Actividades Chulas

Cómo mejorar la concentración de los pequeños

como mejorar la concentración
Comparte y difunde

Aquí quien más y quien menos se habrá tenido que enfrentar alguna vez a una sesión de deberes o estudio de unos niños en la que la falta de concentración se vuelve la protagonista. Ante tal situación, hoy te queremos ofrecer algunos consejos para mejorar el rendimiento (además de la paciencia).

Lo verdaderamente habitual los más pequeños de la casa se distraigan con relativa facilidad. y ya si es la hora de estudiar o de hacer deberes, no digamos, así que vamos a ver algunos ejercicios que van a ayudar a los niños a mantener más fácilmente la concentración.

Método Guillour

Este método consiste en copiar una serie de dibujos mirando una determinada imagen a través de un espejo (puedes hacer acopio de materiales en esta papelería online). De este modo se trabaja sin darnos cuenta la capacidad de concentración, al tener que fijarse en todos los detalles. Además, también se mejora la simetría y la inteligencia espacial, lo que es estupendo para estimular los hemisferios cerebrales y, a medio plazo, lograr que los ciclos de concentración sean más largos.

Crear hábitos para mejorar la concentración

Crear hábitos es la forma más efectiva de realizar cualquier actividad, nos guste esta o no. Así que lo más recomendable que podemos hacer para para que las largas y aburridas sesiones de estudio y trabajo sean más llevaderas posible, es generar una rutina de estudio. Cuanto antes empezemos, más fácil nos resultará todo. Intenta que cada día dediquen una franja horaria a las actividades formativas y que lo hagan en un espacio tranquilo, si es posible en su propio escritorio.

Juegos de concentración

También es una buena idea aumentar la capacidad de concentración de los niños a través de juegos. En esta línea, hacer puzzles, rompecabezas, laberintos o pintar mandalas está bastante recomendado. Se lo pasarán muy bien y estarán ejercitando su concentración sin darse siquiera cuenta. Una manera original y divertida de mejorar sus capacidades.

Descansos

Otra cuestión reseñable está relacionada con las pausas para descansar, sobre todo en niños y niñas pequeños. Hay que tener en mente que aún no están acostumbrados a estudiar o hacer estas actividades durante tanto tiempo como los adultos (bueno, como algunos). Por ello, su rendimiento bajará tras una hora intensa de trabajo. Para que esto no suceda podéis hacer pequeñas paradas periódicas para descansar un poco.

Ese refuerzo positivo que nunca viene mal

Los refuerzos positivos son grandes aliados para decirle a cualquier persona que lo que está haciendo está bien. Así que mejor todavía con los niños. Para mantener la motivación a un buen nivel, debemos felicitarles cuando estén cumpliendo con el trabajo encomendado y realizando esfuerzo para ello. Estar orgulloso de ellos es el mejor combustible para alimentar sus ganas de seguir.

El silencio

De igual forma que crear hábitos de estudio es fundamental de cara al futuro, implantar buenas prácticas también es importante. Una de las más relacionadas con la concentración es el silencio. Intenta que no haya mucho ruido en casa mientras estudian, ya que esto puede distraer su concentración y afectar a su rendimiento.

Y hasta aquí llega el post que hoy hemos dedicado a repasar algunos consejos sobre como mejorar la concentración en los niños, ya te dejamos para que puedas seguir disfrutando de nuestro blog de dinámicas grupales para dinamizadores y docentes.


Comparte y difunde
Salir de la versión móvil