Actividades Chulas

Dinámicas de cohesión grupal

Comparte y difunde

Hoy nos hemos levantado con ganas de escribir sobre dinámicas de cohesión grupal, vamos primero a definir que es esto de la cohesión de grupos; en que consiste, exponer algunas técnicas para cada edad y algunos enlaces interesantes. Por cierto, también te vamos a recomendar nuestro propio libro de Cohesión de grupos mediante el humor, que para eso es un recurso propio que hemos pensado para docentes, monitores, dinamizadores, recreadores, personal de ludoteca…

Así que, si te interesan las dinámicas enfocadas a la cohesión grupal, pretendes hacer tu trabajo de forma lúdica y divertirte tu al mismo tiempo… sigue leyendo.

Una introducción al tema de la cohesión grupal

Vamos a establecer primero un contexto en el que todos comprendamos de lo que estamos hablando:

Que es la cohesión de grupo

Es el proceso que hace que los miembros de un grupo permanezcan unidos, que se consideren un equipo. El grado de cohesión puede variar mucho entre unos grupos y otros. En algunos casos, la pertenencia grupal ocupa un lugar central en la vida de sus miembros, en otros, la vinculación de los miembros con el grupo es pequeña y las metas individuales son más importantes que las grupales. Sin embargo, si un grupo existe debe existir cohesión en algún grado.

A nosotros nos gusta decir que transformamos grupos de personas en equipos, por que no es lo mismo una cosa que la otra. Este es un concepto muy usado en Team Building y busca la mayor efectividad a la hora de construir equipos para empresas, estudios, emprendimientos…

Como pasamos de grupo a equipo

No se hace de la noche a la mañana y nosotros, que solemos trabajar en un ambiente lúdico o de educación no formal usamos las dinámicas grupales de forma gradual. Es decir, primero nos conocemos entre todos, adquirimos confianza, logramos una mejor comunicación, empezamos a colaborar y trabajar en equipo y afrontamos unos retos para los que necesitamos tener esa cohesión de grupo imprescindible para lograr objetivos comunes.

10 Consejos que fomentan la integración grupal

Como dinamizador del grupo siempre intentarás que todos se perciban como integrantes sin distinciones y en igualdad de condiciones, para ello te vendrán bien estos consejos:

  1. Intenta no hacer distinciones. Trata igual a todos los miembros del equipo y no entables amistad más con unos que con otros.
  2. Un equipo es un grupo de individuos que trabajan conjuntamente: haz que tu equipo socialice en los ratos libres. Por ejemplo: en lugar de comer cada uno su tupper en su mesa de trabajo, ¿por qué no os reunís todos para el descanso y coméis juntos? ¿Qué tal un refrigerio de media mañana en la sala de reuniones, aula o patio?
  3. Evita los comentarios sobre algún miembro del equipo a otro. Si algo te parece mal (o bien), habla directamente con el interesado. ¡Sé honesto! Piensa que si halagas mucho a alguien delante de otro miembro del equipo, éste se sentirá inferior y empezarán los recelos. Por otra parte, si le criticas, generarás desconfianza. Debes ser sincero con los integrantes de tu equipo.
  4. Evita hacer comentarios dirigidos a uno de los integrantes cuando los demás están presentes. Evita dejar en evidencia o halagar a alguien delante del resto del grupo. El respeto es la base de todas las relaciones.
  5. Si dos personas realizan el mismo trabajo y sus responsabilidades son las mismas, deberían tener el mismo sueldo. Si hay diferencias en el salario, explica a qué se deben (antigüedad, responsabilidad, etc.)
  6. ¡Team bulding! Es la construcción sintáctica de moda. Una o dos veces al año, saca a tu equipo de la oficina o el aula para que le dé el aire. Un fin de semana en una casa rural les servirá para conocerse mejor y entablar amistad, una convivencia en un albergue juvenil, una excursión…
  7. En caso de conflicto, escucha a todas las partes. Evita hacer juicios de valor o anticiparte. No ignores el conflicto, ya que habrá que cortarlo de raíz. Piensa que cuánto más tiempo dejes pasar, más grande se hará el problema.
  8. Evita la competitividad. Nada de premios para los primeros o castigos para los últimos. Los integrantes de tu equipo no deben verse como contrincantes, sino todo lo contrario. Si haces tratos de favor competirán por tu simpatía y destruirás el equipo.
  9. Recuerda: comentarios constructivos, no destructivos. Para cohesionar un equipo, debes hacerte respetar, pero no a base de machetazos. Si el equipo piensa que no les respetas, perderás su confianza.
  10. Por último, piensa que la cohesión es algo que se debe construir desde dentro. Pon todo tu empeño en que tu equipo se lleve bien y se apoye mutuamente y el trabajo fluirá.

Dinámicas de cohesión de grupos

Vamos a empezar a recordarte algunas dinámicas de cohesión, espero que también descubras alguna nueva para ti. Además vamos a ir por orden, primero dinámicas de presentación, confianza, comunicación, colaboración.

Dinámicas de presentación

Pasarse la pelota

Para este ejercicio necesitamos solo una pelota. Se pide a los integrantes que formen un círculo y de forma ordenada, cada uno va diciendo su nombre hasta que todos lo han hecho.

Después, el dinamizador le da la pelota a una persona al azar. Esta primera persona lanza la pelota a quien quiera y quien la recibe debe decir el nombre de esta primera persona. Una vez lo ha hecho, esta segunda persona lanza la pelota a una tercera, que también debe decir el nombre de quien la ha recibido. Y así sucesivamente. Si el grupo ya se conoce no habrá ninguna dificultad, si son nuevos, lo normal es que se vayan ayudando cuando alguien no sepa el nombre de otro.

Las cuatro esquinas

Se les entregará a cada componente del grupo una hoja y un bolígrafo. Se les pedirá que dibujen un símbolo donde se vean representados, que tenga relación su propia personalidad.

A continuación, se les pide que escriban en la esquina inferior derecha algún tipo de información personal como, por ejemplo, la edad. En la esquina superior izquierda aquello que más les gusta. En la esquina inferior izquierda lo que más les disgusta y, en la parte superior derecha las expectativas que tiene sobre el curso, taller, etc., que van a recibir.

En la siguiente fase se trata de salir a explicar al resto de compañeros en qué ha consistido el dibujo, de esta forma podrán guiarse de lo que han escrito para que pueda tener un guion preestablecido.

Seguidamente se pegan los dibujos con cinta adhesiva en la pared para formar una galería, y así poder ser visualizados por todos los compañeros. Éstos podrán verlo de forma detallada y podrán preguntar cualquier duda que les surja a los autores de los dibujos.

Pedro llama a Pablo

El objetivo de esta dinámica es lograr que los miembros de una reunión graben los nombres de sus compañeros y logren, memorizar rostros y actitudes divertidas de los participantes.

Se forma un círculo con los participantes, todos ellos sentados. El jugador que está a la cabeza comienza diciendo su nombre y llamando a otro jugador, ejemplo: “Pedro llama a María”,

María responde “Maria llama a Juan”, Juan dice “Juan llama a Pablo”, etc.

El que no responda rápido a su nombre paga penitencia que puede ser: contar un chiste, bailar con la escoba, cantar.

Dinámicas de confianza para empezar a cohesionar al grupo

Si ya nos conocemos vamos a empezar a trabajar la confianza…

La pareja se apoya

Se dividen al grupo por parejas. El dinamizador se encargará de hacer que estas parejas estén conformadas por personas que no se parezcan físicamente, que se note que son diferentes.

Los miembros de las parejas se ponen de pie, mirándose. Se agarran de las manos y las puntas de los pies se tocan entre sí.

El facilitador dará la señal de que los participantes se dejarán caer hacia atrás, procurando mantener el cuerpo recto y aguantándose los unos con los otros haciendo fuerza con su propio peso. Así llegarán a un equilibrio que deberán mantener para no caerse al suelo de espalda.

El dinamizador pedirá a los participantes que intenten hacer algunos movimientos, como agacharse, flexionar las rodillas… con tal de poner a prueba la cooperación y confianza de las parejas.

Los lazarillos

Repartiremos vendas a la mitad del grupo, con el fin de vendarse los ojos para ponerse en la situación de los invidentes. La otra mitad del grupo desempeñará la función de lazarillo con su compañero correspondiente, es decir, acompañándole para guiarle, ayudarle a vivir situaciones como puede ser la cata de alimentos, oler, papel, sin utilizar el sentido de la vista.

Cuando pase el tiempo que se haya especificado, se cambia, es decir, los “lazarillos” serán los invidentes y estos últimos los “lazarillos”.

Jardinero

Los jugadores se sitúan en dos filas frente a frente a dos metros de distancia aproximadamente, representando a los árboles de una avenida. La primera persona que hace de jardinero tiene que situarse en un extremo de la avenida (pasillo) con los ojos vendados, debiendo ir en busca del objeto que se encuentra en el otro extremo de la avenida. Este trayecto debe hacerse sin tocar los árboles. Sucesivamente van saliendo nuevos/as jardineros, hasta pasar todo el grupo.

Dinámicas de comunicación

Que el grupo se comunique adecuadamente es fundamental para que todos se sientan integrados, puedan establecer estrategias entre todos y logren los objetivos marcados.

Mensaje optimista y pesimista

Es sabido que en el proceso de comunicación debe existir un emisor, un receptor y el canal o vía de comunicación. Para llevar adelante esta actividad utilizaremos la escritura como canal.

Y haremos hincapié en cómo el emisor o la emisora construye el mensaje a transmitir. El ejercicio consistirá en comprender que se puede brindar una información positiva o negativa.

El objetivo de la actividad es reconstruir una noticia cambiando su sentido optimista o pesimista. Teniendo en cuenta que no se pueden modificar los hechos reales que se cuentan.

Dividir al equipo grande en subgrupos de tres integrantes, a cada equipo entregarle una noticia positiva y otra negativa. Deberán reescribirlas y transformar la positiva en pesimista y la negativa en optimista.

A continuación dejamos un ejemplo:

Cada subgrupo deberá compartir con el grupo grande los resultados de la actividad. Es importante que entre sus pares puedan identificar si se cumplió la consigna de no inventar hechos.

Si es necesario quien este coordinando deberá realizar intervenciones cuando no hayan cumplido con la consigna.

Consultar con el grupo, ¿es útil este ejercicio para comprender como receptores los mensajes que recibimos?

Veo por tus ojos

El animador seleccionará a uno de los miembros del grupo, al que entregará una plantilla como las que se muestran en los siguientes gráficos. Este se pondrá de cara a sus compañeros, a los que explicará la composición de las figuras geométricas tal como aparecen en la plantilla. Tendrá que explicarse muy bien para ser entendido por sus compañeros. Una vez que todos los miembros completen el dibujo correctamente, otro miembro ocupará su lugar y recibirá una nueva plantilla del animador.

El animador puede preparar tantas plantillas como se le ocurra. Otra variante está en que los miembros compongan el dibujo con formas de cartón, papel o cartulina, que les permita probar más fácilmente la situación de las figuras.

La hoguera

En rueda, tirar al centro todo aquello que a cada uno le limita y de lo que quiere desprenderse, como si se tratara de una hoguera que lo quema todo. Decirlo en voz alta cada vez que se lanza algo: “Miedo“, “Angustia“, “Timidez“, “Vanidad“, “Complejos“, “Exigencia“, “Ira“, etc. Cada persona lo suyo, tanto como quiera. Después, imaginar que en la hoguera quedan las brasas y de ahí tomar aquello que a cada uno le resulte útil, relacionado o no con lo que ha tirado: “Valentía“, “Confianza“, “Seguridad“, “Tolerancia“, “Paciencia“, etc.

Dinámicas de colaboración y cooperación casi la última fase de este ciclo de dinámicas grupales para la cohesión grupal

En todos nuestros talleres planteamos varios juegos de cooperación y colaboración para acabar con un reto final, algo que deje en el grupo una sensación muy poderosa de unidad.

Con los pies atados

El título ya nos puede dar una pista; debemos establecer un objetivo que el grupo debe realizar, pero como no todo debe ser tan fácil, tenemos que hacerlo con una traba.

Vamos a dividir al grupo en parejas y a atarles los pies, así deben logar el objetivo que les plantees. En cuanto a cual puede ser el trabajo a realizar a mi me gustan los traslados por ejemplo.

Buscamos cajas grandes con algún tipo de peso que les podamos poner (si son niños hay que buscar otro tipo de dificultad para ellos, los pesos pueden caerse y dañarles). Podemos usar una alfombra enrollada, un tablero de madera o cartón con algo encima que no debe caer…

Podemos además dificultar la operación si les decimos que deben usar solo el brazo izquierdo, por ejemplo.

Si el equipo es demasiado grande podemos dividirles en grupos más pequeños y organizar una carrera o similar. Así parece que nos alejamos del objetivo de cohesionar al equipo, pero esta actividad debe estar integrada en un plan más ambicioso, acompañado de otras actividades del mismo estilo y con cambios de miembros entre los grupos. Así se van haciendo a la colaboración sin mirar quien está a su lado mientras se preparan para afrontar el desafío final, que si será para el equipo en su conjunto.

En forma de…

En esta dinámica se hacen dos equipos y se colocan unos enfrente de los otros. Entre todos deben conseguir hacer son su cuerpo la figura que les manda el otro equipo (figuras geométricas, animales, edificios…) La única norma es que deben participar todos los jugadores del equipo para hacer una única figura.

Es una dinámica no competitiva porque no gana ni pierde nadie, simplemente, se lo pasan en grande, trabajan la cohesión grupal y cultivan la creatividad.

Las sillas cooperativas

En este juego, o ganan todos o pierden todos. Por eso lo importante es el compañerismo y la cooperación. Es importante estar atentos a la música.

El juego consiste en colocar las sillas (o colchonetas) y cada participante se pondrá delante de su silla. El dinamizador tiene que conectar la música. En ese momento todos los participantes empiezan a dar vueltas alrededor de las sillas. Cuando se apaga la música todo el mundo tiene que subir (o sentarse) encima de alguna silla. Después se quita una silla y se continúa el juego. Ahora los participantes, cuando oigan la música, tienen que dar vuelta hasta que se pare la música, entonces tienen que subir todos encima de las sillas, no puede quedar ninguno con los pies en el suelo. El juego sigue siempre la misma dinámica, es importante que todo el mundo suba encima de las sillas. El juego se acaba cuando es imposible que suban todos en las sillas que quedan.

Lo importante es ver si todos se ayudan entre sí, y que no dejen a nadie discriminada, porque si no pierden todos.

Tenía que suceder, tanto escribir acerca de dinámicas y cohesión grupal, tanto hacer talleres de risoterapia y similares, tanto hablarte de lo bueno que es juntarse y reír, que al final no hemos tenido más remedio que reflexionar, recopilar el mejor contenido y publicar el libro “Cohesión de grupos mediante el humor”.

Un reto final que demuestre que nos hemos convertido en un equipo

A mi no me gustan los retos super difíciles casi imposibles de hacer bien y que dejan un sabor agridulce en el equipo. Por eso he encontrado este que me resulta ideal; no suele salir a la primera por que los participantes no se lo creen, pero ellos mismos piden una segunda oportunidad cuando fallan y a la segunda o tercera lo consiguen y estalla el alborozo.

Si hablamos de un grupo de niños en edad escolar es muy gratificante ver como llaman a sus profes para ver como consiguen realizar el reto. Vamos con el.

Necesitamos una silla por persona, todos en círculos y sentados. A derecha e izquierda de cada persona debe haber un hueco suficiente para colocar sus piernas. A continuación los participantes se tumban en las rodillas del que está detrás. El dinamizador debe ir quitando sillas hasta que no quede ninguna. La fuerza del grupo va a sostener el círculo sin que nadie se caiga.

Actividad de cohesión gupal en Youtube

Hasta aquí llegan las dinámicas pero no te vayas por que vamos a ver un libro que puede ayudarte mucho con las técnicas de cohesión grupal, que además aplica mucho el sentido del humor.

Cohesión del grupos mediante el humor ya a la venta

Con su lectura y aprovechamiento podrás montar tus propios talleres de dinamización grupal, cohesión de grupos, teambuilding… risoterapia, crecimiento personal mediante el humor… El sector del ocio educativo y las actividades saludables alberga casi infinitas posibilidades de crecimiento. Puedes desarrollar y nombrar los talleres resultantes de la aplicación de los métodos que te enseño en este libro como mejor te sientas.

A quién va dirigido este libro.

A grandes sectores de los trabajadores de la educación formal y no formal y el ocio saludable:

Y seguro que se nos olvida algún profesional al que le puede venir bien esta lectura.

Estructura.

Hemos dividido el trabajo en cinco capítulos, cinco sesiones en las que aprenderemos distintos recursos para conocer a los usuarios, que se conozcan entre ellos, que se cojan confianza, que se comuniquen adecuadamente, que colaboren entre ello y que compitan con el equipo rival, que usen su creatividad y que se emocionen con todo lo que han aprendido, con los nuevos amigos que han adquirido y con la despedida (esperamos que momentánea).

Muchas dinámicas grupales fáciles que se pueden hacer de forma independiente.

Más de 100 dinámicas explicadas de forma fácil para que puedas aplicarlas en tus propias sesiones, con tus propios usuarios, muchas de ellas ilustradas con los vídeos correspondientes para dejar que hablen las imágenes por si mismas.

Contacto abierto para nuestros lectores.

En esto no cambiamos, si tienes alguna duda acerca de las dinámicas o de algún otro tema relacionado con el sector del ocio educativo y saludable, en el libro también tienes la dirección de email para poder resolver el tema. Ya sabes que respondemos siempre.

¿Donde se puede comprar el libro?.

De momento solo lo puedes encontrar en Amazon, tanto la edición física como el E Book. Esto nos permite acceder a los mercados de habla hispana en los que opera esta plataforma, su precio es de 6 € (o su equivalente en dólares y la moneda local) pero si eres abonado de Kindle puedes descargarlo gratis. Si prefieres el libro en tapa blanda te va a costar 7,90 €.

Y hasta aquí llega nuestro artículo de hoy, espero que te haya entretenido y resultado al menos un poco útil, tampoco pretendemos mucho más. Si tienes algo que aportar, algún comentario, duda o sugerencia, no dudes en dejarla en la zona destinada para ello un poco más abajo. Prometemos contestar a todo. Mientras tanto puedes seguir leyendo algún otro artículo en este blog de actividades al aire libre, dinámicas de ocio y tiempo libre y actividades de aventura.


Comparte y difunde
Salir de la versión móvil