Confianza ciega y lanzamiento al vacío

Confianza ciega y lanzamiento al vacío
5 (100%) 2 vote[s]

Para cohesionar a nuestro grupo es obligatorio incluir bastantes dinámicas de confianza. Además en un orden sucesivo y que denote una cada vez mayor implicación de los miembros del grupo. Esta que os propongo hoy es una buena manera de acabar es mini ciclo de juegos que aumentan la confianza ciega y la cohesión grupal.

Como no soy muy bueno recordando los nombres de las actividades os voy a demostrar que lo mío tampoco es ponerlos. A esta la llamo confianza ciega, aunque lanzamiento al vacío tampoco está mal. Vamos con ella.

Lo primero el vídeo de confianza ciega por si no tienes tiempo.

confianza ciega en youtub

Y ahora empezamos. Lo primero es asegurarnos que el grupo comprende el objetivo del juego. No es otro que el confiar más los unos en los otros, saber que el compañero o los compañeros van a estar ahí pase lo que pase. Incluso que pueden lanzarse al vacío de espaldas y con los ojos cerrados, que alguien los va a sostener. Que no van a llegar a caer al suelo. Aunque se lancen desde las alturas.

Pero antes de llegar a esta dinámica la verdad es que debes de haber hecho algunas más para preparar al grupo. En este enlace te expongo algunas dinámicas de confianza.

Digamos que este ejercicio es la actividad necesaria para que termine el ciclo de la confianza.

Elementos necesarios: una mesa y un grupo voluntarioso y motivado.

Exacto, solo vas a necesitar una mesa para este ejercicio, pero antes un poco de preparación.

El voluntario se debe de subir a la mesa, solo pueden hacerlo los que estén seguros. Abajo, en el suelo formas con los demás dos filas. Deben estar con las manos entrelazadas y firmes. Las tres o cuatro primeras parejas deben ser las más fuertes del grupo.

Advierte a todos que deben estar concentrados, su compañero confía en ellos para que no le dejen de caer hasta abajo.

Todo está preparado, el voluntario se coloca de espaldas y cierra los ojos. Recuerda que debe lanzarse con el cuerpo recto, sin doblar las rodillas y levantando los pies por las punteras, como si quisiera dejarse los talones en la mesa.

Cuando se produzca la caída todavía queda un paso más. El voluntario debe ser trasladado por las filas hasta el final de las mismas. Es decir que debe ser llevado hasta que su cabeza esté en la última pareja. Solo ahí puede ser ayudado a levantarse.

Como ves, trabajamos en equipo hasta el final.

Lo ideal es que todos los miembros del grupo pasen por la experiencia. Ves pidiendo voluntarios para subirse a la mesa.

Más sobre dinámicas de confianza.

Hasta aquí llega el artículo de hoy. Espero que te haya entretenido y resultado un poco útil. No pretendemos mucho más en este blog de dinámicas grupales, actividades al aire libre y viajes de aventura.

Si tienes algo que aportar, comentario, duda o sugerencia, no dudes en hacerlo en la sección de Comentarios de más abajo. Prometo contestar a todo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.