Dinámicas de confianza, la manta y más.

Vamos con nuevas dinámicas de confianza. Puede que pienses que me centro mucho en este tipo de juegos. Si, es verdad, pero es que son una de las más importantes actividades para poder dinamizar y cohesionar a nuestros grupos. Sin confianza entre ellos no se puede avanzar adecuadamente.

La manta entre las dinámicas de confianza fáciles y divertidas.

Necesitas una manta o tela que no sea muy translucida. Que al menos no se conozca bien a las personas que hay detrás. También dos sillas.

Vamos a poner las dos sillas una enfrente de la otra, con la distancia suficiente para poner la manta entre ellas como si fuera una pared divisoria. Además que las personas que se sienten estén agusto y no se den con las rodillas.

Hay que hacer dos equipos. Si somos impares da igual, un equipo con un jugador más no va a marcar la diferencia.

Puedes hacer tu los equipos numerando a los jugadores, eligiéndolos a dedo o usando este sistema con globos:

Necesitas otro monitor que te ayude a levantar la manta entre los dos equipos. Estos deben colocarse detrás de sus respectivas sillas, seguramente tendrán que agazaparse para que no se vean y el juego se desarrolle bien.

El juego consiste en que un representante de cada equipo se sienta en la silla, con la manta subida, y espera a que esta baje. En ese momento el que diga el nombre del otro primero gana.

A continuación se levantan los dos, la manta vuelve a subir y se sientan dos nuevos jugadores. Se vuelve a repetir la mecánica del juego.

¿A que es super sencillo?.  Además tiene que ser suficientemente rápido y es más divertido.

Puedes llevar un marcador o ir eliminando jugadores. O simplemente que vayan jugando hasta  que veas que se van cansando.

Mira en el vídeo como queda en la práctica:

Este juego también vale como rompehielos. Lo que está claro es que sirve mucho como refuerzo en el conocimiento de los nombres de los miembros de nuestro grupo.

Además puedes usarla para resolver algún conflicto que hayas detectado. Siempre puedes poner a los protagonistas del problema en el mismo equipo para que trabajen juntos.

Buscando pareja otra dinámica de confianza.

Otra muy sencilla. Nuestro grupo camina por la estancia sin rumbo. Como átomos en el laboratorio.

Tu voz es la señal para que vayan buscando parejas. Pero debes señalar una parte del cuerpo.

Si dices palmas, deben buscar pareja pero unirse por las palmas de las manos.

Si dices tobillos, lo mismo con los tobillos.

Caderas, traseros, etc.

Este es un juego muy sencillo en el que los participantes van empezando a darse cuenta de los miembros del grupo que no conocen y adquiriendo confianza. Y además se van riendo también.

El juego dura hasta que tu veas que ya no surte el efecto divertido deseado. Con la última pareja resultante puedes hacer alguna otra dinámica. Por ejemplo estas de los espejos:

Espero que te hayan gustado estas dinámicas de confianza. Además te ofrezco estos otros enlaces para que los vayas estudiando:

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.