Dinámicas de inteligencia emocional que pueden ayudar a tu grupo

Dinámicas de inteligencia emocional que pueden ayudar a tu grupo
5 (100%) 1 vote

Hace no mucho reflexionábamos en este mismo blog sobre este concepto tan de moda. Hoy vamos a explicar algunas dinámicas de inteligencia emocional que espero te sean de mucha utilidad.

Puedes usarlas para dinamizar tu grupo de otra manera. Y además seguro que a todos los componentes les viene muy bien a nivel personal.

La estrella del equilibrio. La primera de las dinámicas de inteligencia emocional

Esta dinámica es para hacerla en una sala amplia y con un grupo de más de 10 personas. Nos va a durar unos 15 o 20 minutos. En realidad es muy sencilla y lo que es la actividad “física” dura muy poco tiempo. Pero luego hay que reforzar y analizar como ha ido la actividad.

En esta ocasión no es necesario que el dinamizador entre en la dinámica. Pero puede ser necesario en caso de que seamos poca gente.

Nos ponemos en circulo y a continuación nos numeramos en dos grupos. Uno, dos, uno dos.

Nos agarramos de las manos hasta que el circulo quede tenso.

A continuación, y sin soltarse de las manos, las personas numeradas con el uno van hacia delante y las numeradas con el dos, hacia atrás.

Hay que hacerlo despacio. Poco a poco para hasta encontrar el punto de equilibrio.

Cuando este se encuentra solo hay que dejar pasar un poco de tiempo para que los participantes vean como el equilibrio de fuerzas funciona.

Luego puedes cambiar, el equipo dos tira hacia dentro y el uno hacia fuera. Recuerda, despacio y paso a paso.

A continuación damos paso a un tiempo de reflexión y comentarios sobre como ha ido la actividad. Como el aunar fuerzas y el trabajo en equipo han hecho posible encontrar el equilibrio.

Como ves en este vídeo es una dinámica muy sencilla y efectiva:

Lazarillo. Otra actividad para trabajar la inteligencia emocional

Esta dinámica la podemos usar también para trabajar la confianza entre los miembros del grupo y es muy fácil.

Solo necesitamos una sala amplia donde poder movernos bien y unos antifaces o vendas para taparnos los ojos. La duración será también de unos 15 o 20 minutos.

Dividimos al grupo por parejas. Uno miembro de la pareja ha de ir con los ojos vendados y sin ver nada. El otro es su lazarillo.

Puedes poner obstáculos en la habitación, aunque las demás parejas también harán de tráfico.

Los “ciegos” se ponen en marcha y los lazarillos han de ir guiándoles para que no tengan problemas en su deambular.

Los lazarillos no pueden tocar a su pareja. Solo pueden guiar con el sonido de su voz y sus indicaciones.

Puedes hacer que haya un objetivo al que llegar o simplemente que paseen en la dirección que diga el lazarillo.

Cuando creas que es suficiente solo tienes que parar y mandar cambiar de rol a los participantes.

Todos deben sentir que son ciegos y también que ayudan a una persona ciega. Todos deben superar los obstáculos juntos.

Y sobre esto puede ir la actividad posterior. Sobre como se han sentido con la falta de uno de los sentidos fundamentales. Sobre como les ha ido ayudando al “ciego”.

Incluso puedes introducir el tema de como les parecería estar ciegos ya para toda la vida. Como cambiaría su vida, etc.

Seguro que todos, incluido tu, aprendéis de las reflexiones que vayan surgiendo. Al menos a mi me pasa.

Puedes ver como es la actividad en este vídeo que te pego aquí mismo:

La patata. Representa emociones con la cara

Para esta actividad necesitas hacer antes unas fichas en las que vayan escritas las emociones que vamos a representar a continuación.

Después solo tienes que solicitar un voluntario para empezar. Este elige una ficha del mazo, al azar, y empieza a representar la emoción que le ha tocado.

Los compañeros deben adivinar de que emoción se trata y representarla a su vez. Pueden ampliar la representación, no hay problema.

Si amplias la actividad y pides que cuenten en que momento o situación de sus vidas han sentido esa emoción, la dinámica queda muy completa.

A continuación debes dar paso a otro voluntario que se anime a seguir el juego. La dinámica es la misma para todos.

Aunque no es obligatorio que todos participen, es recomendable. También es verdad que tu, como facilitador del grupo, debes saber leer ciertas situaciones. El mundo de las sensaciones y los sentimientos es muy complicado y no queremos poner a nadie en situaciones difíciles. No somo psicólogos.

Para esta actividad no tengo vídeo, creo que no te hace falta. Está todo muy claro.

dinamicas para trabajar las emociones

Tu vales. Los apoyos son fundamentales en nuestra vida

Necesitamos una cartulina recortada en circulo y unas monedas u objetos para arrojarlas dentro.

Como siempre una sala amplia y un grupo (motivado o en vías de motivación). Vas a tardar unos 20 minutos para desarrollar el juego.

Con esta dinámica pretendemos mejorar el concepto sobre uno mismo a través del intercambio de impresiones con los compañeros.

Para ello vamos a elegir primero a dos personas y las vamos a apartar del grupo. Nos las llevamos a un sitio donde no nos vean ni escuchan lo que hablamos con el resto.

Con los demás hacemos dos equipos. Uno va a ser encargado de animar a los voluntarios. El otro solo va a desanimar o a ofrecer una actitud neutra.

Cuando regresan los voluntarios les das las monedas y les explicas el reto: deben meter el mayor número posible de monedas dentro del circulo. Primero uno y luego otro.

La competición puede durar varios turnos. En realidad el tipo de reto puede ser otro. Es indiferente.

Mientras los demás cumplen con su papel de animadores o críticos.

Una vez que acabas la competición pasas a la fase de reflexión y dialogo con el grupo.

Como se han sentido los contendientes ante las muestras de apoyo o desánimo, etc.

Al final tienes que desvelar el misterio y “curar las heridas” entre los amigos.

Espero no cansarte demasiado hasta ahora. No te preocupes por que vamos a por la última dinámica para trabajar la inteligencia emocional.

Acentuar lo positivo. Último recurso sobre inteligencia emocional

Para nuestra última dinámica, por hoy, dividimos a nuestro grupo por parejas. Quizás nos valgan las mismas que ya hemos hecho en el juego del lazarillo.

Tienen que decirse dos partes del cuerpo que les gusten. Recíprocamente claro.

Dos cualidades que les gustan de uno mismo.

Y por último, una capacidad o habilidad propia.

Quiero recalcar aquí que no se admiten los comentarios negativos.

Cuando todos hayan acabado de esta actividad que debería ser muy sencilla, pasamos al momento de reflexión común.

Puede que haya sido más fácil hablar en positivo de los demás más que de uno mismo. Es lógico, siempre da un poco de pudor la auto alabanza.

Hasta aquí las actividades por hoy. Tengo que confesar que me encanta, no solo hacer dinámicas chulas para los demás. También me está encantando escribir este blog. Espero que también a ti te gusta leer las actividades que te voy seleccionando.

Más dinámicas en los enlaces:

Si quieres aportar algo sobre la temática expuesta en este artículo, solo debes comentar a continuación. Prometo contestar.

 

 

Anuncios

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.