Caer de espaldas. Un clásico de los juegos de confianza y comunicación

Caer de espaldas. Un clásico de los juegos de confianza y comunicación
5 (100%) 1 vote

En el grupo ya nos hemos presentado, ya hemos roto el hielo jugando un ratito. Vamos ahora a establecer las bases para empezar a confiar en los miembros del equipo. Vamos a seguir con una juegos de confianza de las más clásicas del oficio: caer de espaldas.

Los juegos de confianza están para crear un clima de para todos

Para que el grupo avance en los objetivos fijados, debemos crear ese clima en el que todos sabemos que podemos confiar en el equipo. Sabemos que, aunque nos dejemos caer de espaldas y con los ojos cerrados, nuestro equipo no va a dejar que lleguemos al suelo. Siempre estarán  ahí.

Esta vez vamos a olvidar el circulo, nos vamos a poner por parejas. El dinamizador va a explicar que las parejas tienen que tener una constitución física parecida. El trabajo a realizar requiere que podamos sujetar al compañero, así que no vamos a poner al más chiquitito con el más grande. Procuraremos igualar peso y estatura en la pareja.

Uno de los miembros de cada pareja va a ser el que sujete y otro el que se deje caer. El que sujeta debe ponerse a la espalda del otro. Debe tener una distancia corta para empezar.

En esta dinámica iremos poco a poco

Las prisas no son buenas y queremos evitar accidentes, por eso las parejas deben dejar poco espacio entre ellos al principio. Cuando todos están listos daremos la orden: la persona de delante debe dejarse caer hacia atrás, donde su compañero la espera. No debe dejar que caiga al suelo, le sujetará por los hombros y volverá a ponerlo derecho.

El dinamizador observará que todos los que se dejan caer ponen el cuerpo recto y que solo el talón toca el suelo. A medida que la gente va cogiendo confianza, vamos aumentando la distancia de seguridad.

dinamica de confianza. dejarse caer de espaldas

 

Cambio de pareja para conseguir la confianza mediante el juego

Una vez que vemos que todos se van acercando más al suelo podemos cambiar de rol. El que sujetaba por la espalda pasa así a tener que confiar en su compañero. El facilitador debe esta atento a que todos lo hagan en la medida de sus posibilidades. Puede que haya alguien con miedos insuperables. ¿Que tal si eres tu entonces el que sujetas por la espalda?. Seguro que eso le da más confianza.

Alternativas con más juegos de confianza

Podemos complicar un poco la actividad si cuando se van aburriendo empiezan a hacerlo con los ojos cerrados. Igual, poco a poco y cambiando de rol después.

También podemos hacer un cambio de parejas. Si nuestro objetivo es cohesionar un grupo, la amistad debe de ser entre todos. Hay que entrelazar relaciones.

Para esta actividad valen todas las edades, pero si tienes que vigilar más si hablamos de un grupo con personas mayores o muy jóvenes. Las circunstancias personales también han de ser analizadas. No te la juegues si no lo ves claro.

Si el grupo está en unas perfectas condiciones físicas y no son demasiado niños, puedes probar esta alternativa:

El juego encima de una mesa

Solo se sube una persona en la mesa. Los demás se ponen detrás de ella en fila de a dos. Con las manos entrelazadas para evitar accidentes. Cuando todos estén preparados, el protagonista salta de espaldas. Genial.

Podemos completar la actividad pasando a la persona desde el principio de la fila al final. Se sentirá protegido.

Otros juegos de confianza

Espero que estos enlaces te pongo te parezcan también muy útiles:

Ahora tenemos dos alternativas: otra dinámica de confianza y comunicación o pasar al siguiente nivel, juegos de competición o dinámicas colaborativas. Ahí empezamos a divertirnos de verdad.

<

Libros sobre dinámicas de grupo

h2>Vídeos de juegos de confianza

¿Te ha gustado esta actividad?, ¿tu la has usado alguna vez?, ¿tienes otras dinámicas parecidas?. Puedes comentarlo aquí mismo. Seguro que ayudas a más gente como tu.

 

Anuncios

7 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.